Dónde aparcar en Oporto el coche

En Oporto no es fácil encontrar aparcamiento y si te alojas en el casco histórico es imposible. Al igual que la capital de Portugal, a orillas del Duero encontrarás pequeñas calles adoquinadas, cuestas, tranvía y, en general, una conducción caótica.

Como medida de protección, las autoridades lusas hace años que cambiaron las reglas del aparcamiento y restringieron algunas zonas para evitar colapsos. Frente a esto, en el centro construyeron algunos aparcamientos subterráneos y dejaron unas pocas plazas en la calle, reservadas para los vecinos.

Aparcar en Oporto

En Oporto el estacionamiento en la vía pública es de pago en las zonas I, II, III y IV entre las 9 y las 19 horas de lunes a viernes y los sábados entre las 11 y las 16 horas, excepto feriados.

Los residentes de estos barrios pueden conseguir hasta tres licencias por vivienda para aparcar sus vehículos sin límite de tiempo. Por eso, verás que muchos coches no se mueven durante la semana y de ahí que sea tan difícil encontrar sitio libre.

Hay algunas zonas de Oporto donde es posible aparcar sin tener que pagar, pero solo por la pérdida de tiempo deberías descartarlo. Por ejemplo, en los alrededores a la estación Carolina Michaelis o bajo el puente de Sao Joao.

En los alrededores del Parque de la Ciudad es gratuito aparcar, ya que no está dentro de las zonas de pago. En verano, suele haber mucho tránsito tras el atarceder sobre el mar.

Parquímetros

Las zonas más próximas al centro son más caras. Por ejemplo, una hora en la zona I cuesta 1,20 €, mientras que en la zona III cuesta 0,40 €.

De igual modo, cambia la permanencia límite en cada zona. Así, en la zona I está permitido un máximo de 2 horas de permanencia y hasta 10 horas en las otras tres zonas.

Multas

No hay que jugar con la posibilidad de ser multado por aparcar indebidamente en la vía pública. En Portugal no se andan con tonterías y si incumples alguna norma te bloquearán el coche con cepo o incluso puede que se lo lleven a un almacén público.

En caso de que pongan el cepo, deberás esperar al lado del vehículo hasta que aparezca algún trabajador y pagar la multa para que te lo quiten.

Parkings de pago

Como indicaba al inicio de este artículo, para aparcar en Oporto la mejor opción es recurrir un parking y no perder tiempo. No son caros y hay muchos en el centro.

Al lado de la estación de tren de Sao Bento, está el parking SABA Cardosas, subterráneo, moderno y abierto las 24 horas del día. Cuesta 2,40 € la hora.

Justo frente a la Igreja dos Clérigos está el parking SABA Praça Lisboa. Este aparcamiento es uno de los mejores comunicados, ya que está en pleno casco histórico, pero sin necesidad de entrar en las calles más complicadas. Está debajo de un gran jardín y rodeado de zonas de marcha y restaurantes.

A solo unos metros está el SABA Palácio da Justiça, en una zona tranquila y muy bonita. Todos los SABA cuestan 2,40 € la hora.

Más cerca del Duero está el parking SABA Ribeira, bajo el jardín de la plaza Infante D. Henrique.

Alejado del centro de la ciudad, pero al lado de la Casa da Musica de Oporto, está el aparcamiento SABA Casa Da Musica. El precio es mucho más barato, se queda en 1,40 € por hora y 14 € por día. A unos metros está la parada de metro Casa da Musica.

Aparcamientos públicos

Además del estacionamiento en la vía pública y de los parkings privados, la ciudad cuenta con ocho parkings municipales, repartidos por toda la ciudad, sobre todo en zonas donde es difícil aparcar.

Cada uno de estos aparcamientos tiene precios distintos. Algunos ofrecen estancias de 24 y 72 horas. Cabe destacar que las motos y las bicicletas pueden aparcar gratuitamente en los espacios señalados. Y los vehículos eléctricos tienen una bonificación del 85% del precio.

El problema de los aparcamientos públicos es que, aunque son más baratos, tienen pocas plazas y no permiten reserva. Además, los residentes tienen prioridad.

De más próximo a más alejado del centro y tomando como punto central de la ciudad la estación de Sao Bento, estos son los aparcamientos de pago municipales de Oporto:

Parque de estacionamento Duque de Loulé

Situado en la Rua Arnaldo Gama, una calle paralela a la muralla de la Igreja de Santa Clara. El acceso al parking está justo al inicio de la calle. Hay que pasar por encima del paso de peatones.

Es un aparcamiento con plazas al aire libre y otras cubiertas, bajo el puente de la carretera. Tiene muy cerca acceso a diversas líneas de autobús, la estación del funicular y está relativamente cerca de la estación de metro Sao Bento.

Cada fracción de 15 minutos cuesta 0,20€. Aunque si te quedas unos días, seguro que te interesa el bono de 72 horas, por 20 euros.

Parque de estacionamento dos Poveiros

El siguiente aparcamiento más próximo al centro está en la plaza dos Poveiros, renovada hace unos años. Es subterráneo y está bastante bien señalizado. Será difícil que pierdas el coche de vista.

Queda muy cerca de las paradas de metro Aliados y 24 de agosto.

Tiene varios precios en función de la fracción de quince minutos. De 8 a 20 horas, la primera hora cuesta menos de 1 €. A partir de las 20 horas, la fracción de 15 minutos cuesta 0,30€.

El valor del billete de 72 horas es de 20 €.

Parque de estacionamento Trindade

A unos metros del ayuntamiento de Porto, está este parking construido en un antiguo solar. Consta de un único edificio de tres plantas. Es cubierto aunque también tiene plazas en el exterior.

Es perfecto para acercarse al centro económico de la ciudad y posiblemente tenga mejor acceso que los dos anteriores. Además, desde aquí solo tienes que caminar hacia abajo para seguir visitando el casco histórico.

Tiene muy cerca varias líneas de autobús y la parada de metro Trindade, donde convergen todas las líneas del subterráneo.

La hora sale a poco más de 1 euro € y el billete de 72 horas, 20 euros.

Parque de estacionamento do Silo Auto

Apenas tres calles más arriba del parking de Trindade, está el de Silo Auto. Es uno de los más antiguos de Oporto. Se trata de un edificio circular que cuenta con siete plantas con plazas de aparcamiento.

Está tan solo a unos metros de la estación de metro Trindade.

Es un poco más caro que los demás, ya que el bono de 72 horas sale a 31,5 €. Tiene también bono de 24 horas por 13 € y de 48 horas por 21 €.

Parque de estacionamento Alfândega

Aunque está alejado de la estación de Sao Bento, en realidad su ubicación es perfecta para recorrer el paseo que acompaña al río Duero y  disfrutar de las preciosas fachadas con vistas.

El parking de Alfandega está justo frente a las bodegas de vino de Vila Nova de Gaia, en el borde del río. El único problema para llegar hasta aquí es que obliga a pasar por calles estrechas si vienes del centro. Para quienes se desplazan desde el norte del país es un parking perfecto porque la carretera de entrada a la ciudad lleva hasta aquí.

Tiene muy cerca la parada del tranvía Infante.

Aunque todas las plazas están al aire libre, es bastante más caro que los demás parkings. La hora cuesta más de 3 € y no tiene bonos de larga duración.

Parque de estacionamento Palácio Cristal

Este parking subterráneo está ubicado en la entrada a los Jardines del Palacio de Cristal, justo al lado del Super Bock Arena, pabellón donde se realizan habitualmente conciertos y otros tipos de eventos.

Caminando queda a algo más de 20 minutos del centro de la ciudad. Tiene cerca la parada de tranvía Palácio.

La primera hora cuesta 1,40 € y el bono de 72 horas son 20 euros.

Parque de estacionamento Caminhos Romântico

Este aparcamiento está en el otro lado del Super Bock Arena. Es más antiguo y está rodeado de viviendas. También es subterráneo.

No parece el más idóneo para llegar al centro, ya que su acceso está un poco complicado y no queda muy cerca de ningún transporte público.

Es posible contratar el bono de 72 horas por 20 €.

Parque de estacionamento S. Roque

El último y más alejado del centro, es el más próximo al estadio Do Dragao, donde juega el Porto FC.

En realidad, el parking es un gran solar asfaltado que no suele tener uso entre semana, pero se llena los días de partido. Hasta el estadio hay algo menos de diez minutos andando.

Por cada hora de aparcamiento cuesta 2,80 €.

También puede interesarte  Una francesinha y una siesta en Oporto
Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *