Qué ver en Coimbra en un día

Coimbra es, por población, la tercera ciudad más importante de Portugal. Ubicada casi a medio camino entre Lisboa y Oporto, en el pasado fue la urbe más destacada del país gracias a su universidad, que es la más antigua de Portugal.

En el año 2013, la universidad de Coimbra fue clasificada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en reconocimiento a la singularidad de algunos de sus edificios, como la Iglesia de Santa Cruz, la biblioteca Joanina, varias facultades del siglo XVI e incluso un antiguo palacio real.

Entre los meses de septiembre a junio, Coimbra es una ciudad con mucha vida. Miles de jóvenes de toda Europa viajan a Coimbra para estudiar mediante el programa Erasmus. En julio y agosto recibe miles de turistas, pero sin estudiantes y con media población en las residencias de verano, se convierte en un lugar muy tranquilo y agradable de visitar.

Visita de un día a Coimbra

El casco antiguo de Coimbra se ha mantenido inalterado y ni siquiera haberse convertido en una ciudad con alto grado de afluencia universitaria le ha hecho cambiar hacia otro tipo de ciudad.

En un paseo por el municipio, veremos que predomina el color blanco, las calles empedradas y la arquitectura clásica portuguesa, que también podemos encontrar en algunas partes de Galicia.

Casco histórico

Duermas o no en Coimbra, la visita suele comenzar en la parte baja de la ciudad, en la Praça do Comercio, que podríamos decir que es el centro neurálgico, donde hay restaurantes, tiendas y terrazas.

Desde aquí comienza el ascenso hacia la catedral nueva, pasando previamente por la Rua Visconde da Luz, la más comercial de Coimbra y finaliza en la Plaza 8 de mayo frente al Monasterio de Santa Cruz.

Monasterio de Santa Cruz

El monasterio fue construido en el año 1131, así que lo que ha llegado hasta nuestros días no es la construcción original. Dentro se pueden visitar dos mosaicos hechos con azulejos de estilo portugués que cuentan la vida de San Agustín.

Coimbra es muy fácil de recorrer. Sus calles están empedradas y los edificios son parecidos. En general predomina el color blanco, pocas alturas y mucha piedra.

Sé Velha, la Catedral Vieja

Detalle de la catedral vieja de Coimbra

Las catedrales de Coimbra están separadas por 200 metros. La Sé Velha data del siglo XII y es de estilo románico. Destaca porque no parece una catedral, ya que su fachada tiene un aspecto cuadrado y en la parte alta está coronada por almenas.

Parece un castillo de corte islámico. El templo se puede visitar y la entrada cuesta 2 euros.

El interior es muy bonito. Tiene varias capillas y sobre todo un patio interior rodeado por arcos y columnas.

Catedral nueva

La catedral nueva de Coimbra vista desde abajo

La actual catedral de Coimbra fue hasta 1759 la iglesia del colegio de Jesús, perteneciente a los Jesuitas de las once mil vírgenes. Ese año fueron expulsados de Portugal y en 1772, el Marqués de Pombal cambió a este edificio la sede catedralicia.

La fachada cuenta con decoración barroca y manierista.

Universidad de Coimbra

La universidad es la visita que más tiempo de visita conlleva y es uno de los imperdibles que ver en Coimbra, ya que comprende un buen número de edificios y estancias. Suele entrarse por Puerta Férrea, tras la que se accede al patio de las Escuelas.

También puede interesarte  Dónde aparcar en Oporto el coche
Puerta Férrea de la universidad de Coimbra

Del 16 de marzo al 31 de octubre, la universidad está abierta para visitas turísticas de 9 a 19:30 horas. Y de noviembre al 15 de marzo, el horario es de 9:30 a 13 horas y de 14 a 17:30 horas.

Puedes consultar los horarios y precios de acceso a cada edificio en el sitio web de la universidad. No es necesario pagar por visitar la universidad, pero sí para acceder al antiguo Palacio Real, el edificio principal de la universidad, la Biblioteca Joanina y la Capilla San Miguel.

Biblioteca Joanina

Interior de la biblioteca. Foto: Josep Renalias en Wikimedia

La biblioteca Joanina pertenece al complejo de la Universidad de Coimra. Se construyó en el siglo XVIII y es de estilo rococó. Aunque la parte exterior parece sencilla, el interior de la biblioteca es impresionante.

Se utiliza también para conciertos, exposiciones y eventos culturales.

Palácio Real

Vista parcial del patio del Palacio Real de Coimbra

Este monumental edificio fue construido en el siglo X. Era la alcazaba del gobernador de la ciudad durante la época de dominio musulmán.

En el año 1131 pasó a ser la residencia real de la monarquía portuguesa. Su primer inquilino fue el rey Alfonso Henriques. Finalmente, en 1537 el edificio fue transferido a la universidad.

Capela de S. Miguel

Exterior de la capilla. Foto: GFreihalter en Wikimedia

La capilla de San Miguel es del siglo XI, aunque su apariencia actual data del siglo XVI. En el interior, las paredes están decoradas con azulejos. Cuenta con un órgano ibérico que tardó cuatro años en instalarse. Se estrenó en 1737 y todavía se utiliza en ceremonias religiosas y conciertos.

Convento de Santa Clara a Velha

En la otra parte del río Mondego está el convento de Santa Clara a Velha, que en realidad está reconstruido y cuenta también con algunas ruinas. Fue construido en el siglo XIII y acabó siendo abandonado por las continuas crecidas del río.

Cruzando el río Mondego, nos encontramos con este antiguo monasterio de estilo gótico que data del siglo XIII.

Consagrado por el Obispo de Coimbra en el año 1330, después de una reconstrucción sobre una antigua iglesia donde se establecieron unas monjas clarisas.

Cómo llegar a Coimbra

Largo da Portagem con el monumento a Joaquin Antonio de Aguiar

Coimbra está a 117 km de Oporto, a 206 km de Lisboa  y a 304 km de Salamanca, la ciudad española (grande) más próxima. La costa queda a 60 km, en Figueira da Foz, localidad donde desemboca el río Mondego, que cruza Coimbra y procede del Parque Natural da Serra da Estrela.

Está bien comunicada mediante las autopista A1, que comunica Lisboa con Oporto, Para llegar desde España ha de tomarse la A25 y luego la A35.

Desde la capital de Portugal, hay tren y autobús a y desde Coimbra. El tren tarda 1 hora 45 minutos en un trayecto sin paradas. El autobús es más lento, ya que tiene paradas y realiza servicio al aeropuerto de Lisboa antes de entrar en la ciudad.

El tren desde Oporto tarda 1 hora y 13 minutos. Realiza 5 paradas, las más destacadas en Aveiro y Vila Nova de Gaia.

Desde España no hay servicio directo a Coimbra con tren. Hay que viajar primero a Lisboa u Oporto. El aeropuerto más cercano es el de Oporto.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *