Las mejores calas de Menorca

Menorca es uno de esos lugares que todo el mundo quiere visitar al menos una vez en la vida. En realidad cualquiera de las islas que forman las Baleares es un buen lugar para escapar de la vida y relajarnos en cualquiera de sus playas.

Es la isla más alejada de la península y Reserva de la Biosfera desde 1993. Sus calas de agua transparente y color turquesa, hacen que durante la época estival su población se duplique, pasando de menos de 100 mil habitantes a más de 200 mil.

Es díficil establecer un orden de las mejores calas de Menorca, primero porque cada uno tiene su propia opinión y segundo porque cada playa es más impresionante que la anterior. Pero voy a intentar hacerlo teniendo en cuenta la accesibilidad, la tranquilidad, el agua y las vistas.

Las 7 mejores calas de Menorca

Cala Macarella

Cala Macarella en Menorca
Foto: Paul Stephenson en Wikimedia

Parece que todo el mundo (o casi) está de acuerdo en que esta es la mejor playa de la isla. No hay nadie que haya visitado Menorca que no tenga la típica foto desde el monte, con los yates anclados detrás y aparentemente suspendidos sobre un mar transparente.

En el año 2010 fue el lugar de rodaje del spot veraniego de Estrella Damm y claro, playa que aparece en el anuncio, playa que se hace famosa. Se llega a ella desde la localidad de Ciudatella. Desde el 1 de junio hasta el 30 de septiembre únicamente se puede acceder a ella mediante un autobús. No está permitido el acceso de vehículos privados, como método de proteger este lugar paradisíaco pero muchas veces masificado.

La playa está rodeada de monte de pinos, casi escondida entre barrancos. Es de arena blanca y fina, de pequeño tamaño y el color del agua es inolvidable.

Cala Macarelleta

Cala Macarelleta en Menorca
Foto: Ben Salter en Wikimedia

La Macarelleta está justo al lado de la Macarella. Se llega caminando unos quince minutos por un camino que atraviesa el monte.

Está ubicada en un entorno recóndito, casi oculta tras unos acantilados. Desde el aire se puede ver que ambas playas están un al lado de la otra, incluso puedes llegar nadando.

Es un lugar envidiable, donde querrás pasar el resto de tus días sin más preocupaciones que la de comer y dormir.

Cala Mitjana

Cala Mitjana en Menorca
Foto: isol en Wikimedia

La cala Mitjana está en el sur de la isla, más al centro que las dos anteriores. Para llegar a ella hay que tomar el desvío a Santa Galdana antes de llegar a Ferrerías. Hay un pequeño aparcamiento de tierra para dejar el coche. Después hay que caminar unos diez minutos hasta la playa.

Es una cala grande, enmarcada en una bahía y rodeada de monte y grandes rocas. El agua cristalina y el fondo de color turquesa atraen a muchos turistas durante el verano. Es una de las playas más transitadas de la isla.

A su derecha hay un camino de tierra que lleva directamente al punto más alto, desde donde puedes sacar una perfecta panorámica de la playa y su entorno.

Cala Turqueta

Cala Turqueta en Menorca
Foto: Enfo en Wikimedia

El propio nombre de esta playa ya nos dice qué podemos encontrarnos. Es pequeña, con poca arena y espacio compartido con un monte de pinos. Está escondida entre acantilados, lo que la convierten casi en una piscina y es un lugar muy tranquilo.

Está muy cerca de Macarella, así que puedes visitarla el mismo día. Desde el aparcamiento hay unos diez minutos caminando hasta la playa, donde también hay un pequeño chiringuito.

Es Caló Blanc

Caló Blanc en Menorca
Foto: MontanNito en Wikimedia

Caló Blanc es una diminuta playa con unos pocos metros de arena, así que quienes quieren disfrutar de sus aguas utilizan las rocas de alrededor para dejar sus cosas.

Está muy cerca de la urbanización Binissafúller, en el sur de la isla. Se puede acceder desde el aparcamiento de tierra, que lleva a la zona de rocas o por una escalera que lleva al trozo de arena.

Cala Tortuga

Cala Tortuga en Menorca
Foto: Nicolas G. Mertens en Wikimedia

La cala Tortuga forma parte del parque natural de l´Albufera des Grau. Es una playa virgen que no suele tener la ocupación de las anteriores.

Justo al lado está la cala Presili. Ambas forman parte de un lugar protegido, así que hay que cuidarlo y respetar las señales. Tiene un aparcamiento de tierra desde donde sale un camino de aproximadamente 15 minutos hasta la playa.

Es un lugar muy tranquilo, grande, de agua cristalina, poco profunda y arena muy fina.

Cala de Ses Olles

La de Ses Olles es una cala diferente, también en el sur de la isla. El fondo es de piedra al principio y de arena según nos adentremos en el mar. Es una playa llena de vida, con un buen número de peces y praderas de posidonia.

No hay demasiado sitio, porque no tiene costa, así que debes dejar las cosas en las rocas. No es un lugar ideal para tumbarse cómodamente, pero es un paraíso para quienes gustan de bucear y nadar.

Está en el pueblo de Sant Lluís y Binibequer.

Cala Es Grau

Esta playa es la más familiar de la isla, un lugar ideal para ir con niños, que forma también parte del parque natural de l´Albufera des Grau. Es una cala denominada como semiurbana, ya que está ubicada junto al antiguo pueblo de pescadores Es Grau, en Menorca. Actualmente, este pequeño conjunto de casas se utiliza durante el verano por turistas o habitantes de Mahón.

Es un lugar muy tranquilo, en un entorno natural, formado por un sistema de dunas y un monte de pinos.

Como ves, cualquiera de estas playas daría para unas vacaciones en el paraíso, pero están todas en Menorca, apenas a unos kilómetros de nuestra casa. Hay muchas más playas y calas, encontrarás más propuestas, pero estas son en mi humilde opinión las mejores de la isla.

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *