Ruta por los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana

Ruta por los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana

Paseando por Valldemosa

La Sierra de Tramuntana en Palma de Mallorca es un mundo aparte, totalmente diferente de lo que se puede encontrar en el resto de la isla.

Está ubicada en el noroeste, alberga el pico más alto de Mallorca, el Puig Mayor a 1445 metros de altura y nos reta a circular por una de las carreteras más atractivas y complejas de España.

Solemos asociar Mallorca y en general a las Baleares con el turismo masificado, en busca de agua transparente, sol y fiesta, pero no es siempre así. Mallorca tiene opciones para cualquier tipo de visitante.

Sóller y Valldemosa son, seguramente, los pueblos más conocidos de la Tramuntana, pero en esta sierra declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, hay maravillas que pueden recorrerse en un sólo día, en el que puedes alternar playa con visita cultural y gastronómica.

Calles de Sóller

Los pueblos más bonitos de Tramuntana

Aunque la población de todos los pueblos de la Sierra de Tramuntana no es alta, en verano el volumen de población y de tráfico se incrementa considerablemente.

Estos pueblos, esculpidos en piedra y con unas vistas impagables, están rodeados de auténticos parajes naturales que dotan a la Sierra de Tramuntana de su inigualable carácter salvaje.

Fornalutx

Calles de Fornalutx

Fornalutx es, oficialmente, uno de los pueblos más bonitos de España. Y este galardón es merecido, porque sus calles y casas de piedra no dejan indiferente.

Es un pueblo pequeño, que lo dejas visto en apenas 20 minutos. Pero atrapa, Fornalutx es uno de esos lugares que no quieres dejar porque es bonito a rabiar.

Hay dos aparcamientos de pago en las entradas al pueblo.

Sóller

Iglesia de Sóller

Sóller es el pueblo más conocido de la Sierra de Tramuntana, gracias a el histórico tren que lleva hasta Palma y el puerto desde el que zarpan barcos hacia las calas, como por ejemplo la imponente Sa Calobra.

Enseguida comprobarás que Sóller es diferente, entre las calles del casco histórico comprobarás que es un municipio más grande o quizá más importante. Destaca la iglesia de Sant Bartomeu y justo enfrente el edificio del Banco de Sóller, obra del discípulo de Gaudí joan Rubió.

Valldemosa

Fachadas de Valldemosa

Valldemosa es uno de los pueblos de la Sierra Tramuntana que más cerca queda de Palma. Está ubicado en el este de la isla.

Lo curioso es que la belleza de Valldemosa, es casi inapreciable en el propio pueblo y hay que salir fuera para comprobar la armonía de las casas que se juntan unas con otras, como si peleasen por conseguir una buena posición para la foto.

Los típicos tejados, las fachadas de piedra, las ventanas de color verde, las calles empedradas y las puertas de madera. Todo invita. Por aquí han paseado Chopin, Azorín, Unamuno e incluso Michael Douglas.

En Valldemosa, seguramente encontrás más gente que en otros de los pueblos de la Tramuntana, pero claro, ningún otro ha recibido tanta publicidad gratuita.

Sería bueno que llegases a Valldemosa a la hora de merendar, para probar la famosa coca de patata, que es un dulce típico de la isla.

Deià

Vista de Deià

Otro de los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana es Deià, ubicado en una colina entre Sóller y Valldemosa.

También puede interesarte  Es Caló, el embarcadero de Formentera

En temporada alta, este pequeño municipio suele estar abarrotado. Resulta complicado encontrar estacionamiento, entre quienes se alojan aquí y quienes lo visitan por un día. Es recomendable acudir temprano o a última hora de la tarde.

Como en los pueblos anteriores, lo ideal es perderse entre las calles, pasear y dejarse llevar para descubrir cada rincón. Si coges el Camino des Racó, te encontrarás fantásticas vistas del pueblo.

Antes o después de visitar Deià, no sería mala idea que bajes hasta la cala con el mismo nombre. Es una playa especial, con poco lugar donde sentarse, lleno de grandes piedras, pero de una belleza increíble. A su entrada hay un antiguo embarcadero y un restaurante.

Cala de Deià

Pollença

Escalinata de Pollença

Pollença en balear o Pollensa en español. Es uno de los pueblos más conocidos de la Tramuntana, aunque está ubicado en la falda de la sierra.

Su relevancia en la isla de Mallorca viene dada por haber dado cobijo a importantes pintores y albergar numerosas iniciativas culturales.

Aunque Pollença no es tan bonito como otros pueblos de la Sierra de Tramuntana, encontrarás muchos comercios, grandes casas que cualquiera querría comprar y, en general, un lugar tranquilo donde pasear y descubrir.

Del casco histórico de Pollença, destacan la plaza Mayor, el Museo de Pollensa y la parroquia de la Mare de Dèu dels Àngels, aunque, sin duda, lo más llamativo es la enorme escalera de 365 escalones que lleva hasta el oratorio del Calvario y desde donde puede verse la localidad con la sierra detrás.

Muy cerca de Pollença está el cabo Formentor, con sus miradores y calas.

Sa Calobra

Sa Calobra

Sa Calobra no es un pueblo, sino una pequeña aldea perteneciente al municipio de Escorca. Actualmente es conocida por la cala del mismo nombre y por disponer de uno de los accesos a pie al Torrent de Pareis, una desembocadura catalogada como Monumento natural por el Gobierno de Baleares.

La cala, el tunel de acceso al Torrent de Pareis y el propio torrente, son sólo una parte del atractivo de Sa Calobra, ya que las ochocientas curvas de la carretera que lleva hasta allí hacen de este lugar un paraje sin igual.

Torrent de Pareis

Si te atreves, prepárate para curvas, empinadas subidas, carreteras estrechas y grandes vistas.

Estos son los pueblos más bonitos de la Sierra de Tramuntana. Si tienes más tiempo, puedes alargar la visita hasta Banyalbufar, Estellencs y Biniaraix.

Además, en la Sierra de Tramuntana encontrás preciosas calas como Sa Foradada y Cala Tuent.

Participar