La Ruta de las Cadenas del Garbí en Segart

La Ruta de las Cadenas del Garbí en Segart

Subiendo la ruta de las Cadenas
Subiendo la ruta de las Cadenas

La divertida Ruta de las Cadenas del Garbí en la Sierra de la Calderona es una aventura por plena naturaleza, que incluye senderismo, un poco de escalada y unas maravillosas vistas como premio final.

Lo más significativo de esta ruta es que el tramo final incluye varios tramos donde es necesario escalar. La pared de la montaña se nos echa encima y sólo es posible superarla ayudándonos de las cadenas que permiten trepar las grandes rocas.

No es una ruta para la que se requieren habilidades de escalada, pero sí algo de agilidad y, sobre todo, nada de vértigo.

Características de la Ruta de las Cadenas

Inicio de la ruta desde Segart
Inicio de la ruta de las Cadenas desde Segart

La Ruta de las Cadenas transcurre por la senda GR-10, con una dificultad técnica que puede complicar el paseo a personas con dificultades de movilidad o principiantes.

¿Qué significa dificultades de movilidad? Si no haces demasiado deporte, no tienes fuerza en los brazos y te falta agilidad, podrías tener problemas para subir algunos tramos.

No hay ningún momento que parezca realmente peligroso, pero se trata de un entorno realmente hostil, con rocas muy grandes. Un paso en falso puede acabar con una caída que, en el mejor de los casos, sólo provocará una fuerte contusión.

No es una ruta para hacer con niños. Cada uno conoce a sus hijos y sabe de lo que son capaces, pero no recomendaría hacerla hasta que estos sean capaces de agarrarse y subir a las cadenas sin ayuda. De lo contrario puede convertirse en una ruta angustiosa.

El recorrido total es de 3,9 kilómetros, que se completa en aproximadamente hora y media. La bajada puede hacerse algo más larga. Calcula más de 3 horas para volver al coche. Además, seguro que te entretienes en el Mirador del Garbí y en algún que otro saliente de rocas para hacer la foto de rigor.

Lleva calzado cómodo y apto para caminar sobre tierra y piedras. No olvides el agua y algo de comer. Para protegerte del sol, lleva gorra y protector solar. Antes de acudir, consulta el parte meteorológico, para no encontrarte con una sorpresa desagradable al llegar a Segart.

El recorrido de la Ruta de las Cadenas


Dónde empieza la Ruta

La Ruta de las Cadenas tiene su inicio en el pueblo de Segart. Desde Valencia, se llega a través de la CV329 después de dejar la A23 en dirección a Teruel.

Desde Segart hasta el inicio de la ruta hay poco menos de 1 kilómetro por la carretera. Puedes dejar el coche en el pueblo o en el emplazamiento que hay justo frente al cartel de la GR-10. Verás que más adelante también hay varios claros donde se puede dejar el coche.

Principio de Segart con plazas de aparcamiento
Principio de Segart donde hay plazas de aparcamiento

En cualquier caso, mi recomendación es dejarlo en el pueblo si vas a bajar por la Pedrera o tienes intención de almorzar o comer en Segart.

Tras dejar el asfalto, la ruta comienza ya en ascenso. Es una inclinación leve, por lo que cualquier persona será capaz de hacer este tramo inicial sin dificultades. Debes seguir el camino de Font de Barraix, calificado como tramo de dificultad técnica. Para no perderte, sigue las marcas rojas y blancas.

También puede interesarte  Un día en Peñíscola

¿Es posible perderse?

Hay varios momentos del recorrido en el que puede ser fácil perderse, porque no ves la marca o te despistas. Si eso ocurre, tranquilidad, Si puedes, deshaz tus pasos hasta que encuentres alguna marca. O continúa el camino equivocado, siempre siendo consciente de la ubicación aproximada del camino correcto.

Nosotros nos perdimos y tras 5 minutos conseguimos volver a la ruta. También puedes guiarte por las voces de las otras personas que hacen la ruta.

La Canal del Garbí

Las grandes rocas del Garbí
Las últimas rocas de la Canal del Garbí

Tras el sencillo y largo tramo inicial, en el que caminarás entre vegetación, la ruta comenzará a complicarse teniendo que continuar ya de forma vertical.

Poco después, llega el primer tramo de rocas grandes y paredes casi verticales. El llamado Canal del Garbí es impresionante y emociona. Es aquí cuando sabes que te vas a divertir.

Primero las rocas puede salvarse sin usar las cadenas, únicamente utilizando la fuerza de los brazos y las piernas. Hasta que aparece una roca en la que sin las cadenas no podríamos subir.

No tengas prisa por subir y respeta a las otras personas que también están subiendo. Seguro que encuentras alguien que va más despacio, así que procura no agobiar y disfruta de las vistas.

Si estás en forma, ningún tramo es complicado, aunque alguno causa respeto. El mejor tramo es el central, que está dividido en tres partes, con una buena subida inicial, un paso por una grieta y una nueva subida.

Al final de la Ruta de las Cadenas, encontrarás una pequeña casita con un libro de firmas. Puedes dejar tu recuerdo y, por supuesto, hacerte la foto de rigor.

Vuelta a Segart

Las vistas desde lo alto del Garbí
Las vistas desde lo alto del Garbí

Una vez superada la Ruta de las Cadenas, a la derecha queda el mirador del Garbí y la ermita de la Santa Creu. Desde aquí unas vistas impresionantes de toda la sierra y al fondo la costa de Sagunto y Valencia.

Para volver a Segart, puedes hacerlo por la carretera asfaltada, bajando por las cadenas, aunque se complica bastante, o a través de la ruta por la pedrera, que queda a la izquierda de las cadenas. Es una bajada cómoda, aunque al principio tiene cierta complejidad técnica, puesto que el camino es empinado y hay piedras sueltas.

Antes de iniciar la bajada, aprovecha para visitar el mirador del Pico del Águila y asomarte a la sierra desde las rocas salientes.

Es preciso bajar con cautela, aunque la parte final de este recorrido se realiza por caminos de tierra entre cultivos. Al final desemboca en el centro de Segart.

Por último, disfruta de la Ruta de las Cadenas del Garbí, recuerda no dejar deshechos en la montaña. Todo lo que lleves, que vuelva contigo a Segart.

Participar