Consejos para viajar, alojarse y moverse en Nueva York

Nueva York es una ciudad tan grande que impresiona. A pesar de que todos la hemos visto cientos de veces en la televisión o en el cine, una cosa es verla en la pantalla o otra en la realidad.

La capital cultural y de finanzas de los Estados Unidos tiene tanto por ver, que cualquier viaje parecerá corto. Siempre hay algo más por ver, alguna esquina nueva por descubrir o un nuevo cóctel por probar.

Volar a Nueva York es lo más fácil del viaje. Siempre hay buenos precios y la oferta es realmente grande. En función de las fechas, se puede ir y volver a la Gran Manzana por menos de 500 euros.

Alojarse en Nueva York

Decía que volar es lo más fácil porque lo más complicado es buscar alojamiento. No porque haya poco, sino por todo lo contrario. La oferta de Nueva York es inmensa.

Lo ideal cuando se visita una ciudad es buscar alojamiento cerca del centro, pero lo bueno de Nueva York es que gracias al metro podemos estar en cualquier parte de la ciudad y en muy poco tiempo.

Puente de Brooklyn con el Empire State de fondo
Puente de Brooklyn con el Empire State de fondo

En mis tres visitas a Nueva York me he alojado en hoteles de Kips Bay y Upper West Side, mucho más recomendable, por proximidad y transportes, este último.

Lo mejor que puedes hacer es, con tiempo, buscar tu alojamiento ideal en comparadores de hoteles como Viajemos.com, donde además puedes filtrar la búsqueda por la cadena hotelera, estrellas y precio por noche.

El alojamiento en Nueva York es caro, por eso hay que buscarlo con tiempo y revisar todos los servicios del hotel y ubicación.

Los hoteles del auténtico centro de Manhattan suelen ser edificios más antiguos con toda la magia de la isla, pero si por ejemplo optamos por la zona financiera, encontraremos edificios totalmente nuevos con vistas impresionantes.

Zona cero y World Trade Center
Zona cero y World Trade Center

Alquilar coche en Nueva York

Aunque Nueva York tiene un sistema de transporte público envidiable, con metro a todas horas, a todas partes e incluso con Wifi en las estaciones, hay un gran número de atractivos a su alrededor a los que no se puede llegar con ninguna de sus 25 líneas.

Algunos de estos atractivos podrían ser Washington, Boston o Philadelphia, ciudades importantes de Estados Unidos separadas de Nueva York por apenas tres horas en coche.

Otra opción muy elegida es ir a las Cataras del Niágara, a seis horas de trayecto, junto a la frontera con Canadá.

Podrías moverte en taxi, pero son realmente caros y los autobuses son lentos, así que la mejor opción puede ser alquilar un coche. No es necesario la licencia internacional, te vale con tu carnet de conducir y una tarjeta bancaria.

Puede que no lo creas pero alquilar un coche en Estados Unidos es mucho más barato que en Europa o Sudamérica. En Viajemos.com también tienen comparador de alquiler de coches.

Se puede buscar por el tipo de vehículo, incluso ecológicos. Simplemente hay que escoger la oficina de recogida del vehículo y los días de alquiler. Después puedes buscar por capacidad y por agencia de alquiler.

Tras esto tienes ya mucho más avanzado tu viaje a Nueva York. Ahora sólo debes esperar la oferta indicada, pero si ya tienes claro cuándo quieres ir, puedes comenzar a buscar tu alojamiento.

Recuerda, Nueva York es muy grande. Necesitarás mínimo cinco días para ver lo indispensable y si quieres ver más allá, tendrás que ir unos tres días más.

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *