Los grafitis y murales de Vitoria-Gasteiz

Desde el año 2007, la ciudad de Vitoria-Gasteiz viene cambiando el aspecto de sus calles mediante grafitis y murales en algunas de las fachadas de su casco histórico.

Vitoria es una ciudad tranquila, en la que pocas veces no hace frío, pero con mucha vida en su casco histórico. Es una ciudad cuidada, románica, con una estética delicada y preparada para satisfacer tanto a vecinos como a turistas. Es una ciudad dedicada a su gente.

Descubrí los murales de Vitoria por casualidad la primera vez que visité Vitoria. Encontré uno, luego otro y a partir de ahí tuve que visitarlos todos. Al final es casi como un juego. Es una iniciativa increíble para conocer la ciudad y cambiar la cara a zonas degradadas.

Lo que podría parecer un impulso artístico, en este caso se trata de una estrategia para, según cuentan sus fundadores, facilitar la cohesión ciudadana a través del arte. El muralismo en Vitoria tiene como nombre IVMG (Itinerario Muralístico de Vitoria-Gasteiz), ayuda a impulsar artistas locales y crea una exposición de arte que permite recorrer toda la ciudad.

Este mural fue el quinto en crearse en Vitoria
Mural La Noche más Corta

La ruta de los murales de Vitoria

Dejándose llevar a través del recorrido muralístico se puede conocer Vitoria tranquilamente. Existen visitas guiadas con las que conocer cada detalle de los murales, pero en el sitio Web oficial tenemos toda la información. Se puede caminar con el smartphone en una mano y la cámara de fotos en la otra.

Actualmente hay 16 grafitis y murales repartidos por el casco histórico. El proceso de creación de cada mural lleva alrededor de un mes y medio, tiempo durante el cual se forman talleres con artistas voluntarios, quienes diseñan y posteriormente componen el mural.

El primero de los murales de Vitoria
Mural Al hilo del Tiempo

Los nuevos murales se reciben con una fiesta de inauguración, con música, comida y baile. Los grafitis suelen tratar de mantener una concordación con su ubicación. Por ejemplo, ‘Al hilo del tiempo’, el primer mural del itinerario, está basado en el mercado de telas y paños que antiguamente estaba ubicado en ese mismo emplazamiento.

Cada fachada pintada cambia por completo el entorno y el paisaje de la calle donde está situada. Abre un espacio creativo que olvida el blanco o sucio de las fachadas por arte con significado e historia.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *