Qué ver

¿Qué ver? ¿Qué visitar? ¿Dónde voy? Últimamente se ha facilitado tanto viajar por el mundo que a veces resulta complicado elegir dónde viajar.

A no ser que tengas un lugar definido, con el que sueñas desde hace tiempo, escoger un destino puede ser como elegir un dulce en una pastelería. Ante tanta oferta, uno se marea.

Ahora, muchas veces nos movemos por las ofertas de las aerolíneas, así que viajamos a lugares que en principio no nos habían llamado nunca la atención. Y eso es también bueno, porque enriquecemos lugares “desconocidos” y descargamos de visitas aquellos más conocidos. También tiene sus desventajas, ya que en cuanto un lugar se pone de moda podemos acabar masificándolo.

Yo no soy de los que siguen las modas y suele ir a mi aire cuando viajo. A veces me dejo llevar por las ofertas y otras no ceso en mi empeño hasta que consigo pisar el país o ciudad que tengo en mente.

Como lo importante es aprovechar esta vida para conocer el pequeño mundo que nos rodea, lo mejor es seguir compartiendo consejos sobre cada nuevo lugar que conocemos.