Volar con un bebé en una aerolínea ‘low cost’

Hay que dejar una cosa clara: volar con un bebé (menor de dos años) es una de las mejores situaciones que podemos encontrarnos para obtener beneficios de una aerolínea sin necesidad de pagar. Siempre y cuando no sea una aerolínea ‘low cost’.

Las aerolíneas consideran bebé a los menores de dos años. A partir de esa fecha, tendremos que pagar un billete más por nuestro hijo o hija. Afortunadamente no será el precio de un billete para adulto, ya que suelen realizar descuentos de en torno al 20% del total. Si viajas en business, primera o con alguna oferta concreta, es posible que no exista descuento.

Si nos centramos únicamente en los bebés, las aerolíneas ‘low cost’ no suelen dar muchas ventajas. No hay una norma general para viajar con niños o, por ejemplo, con carrito. Por lo general, está permitido llevar carro y subir biberones, siempre y cuando no superen los 100 ml. Las restricciones por líquidos dependen de cada aeropuerto, así que lo más conveniente es visitar la página web del aeropuerto en cuestión para comprabar si existe alguna.

Para volar con un bebé en una ‘low cost’ lo primero que debes tener en cuenta es que deben viajar con DNI o pasaporte. Lo segundo es que no tienen derecho a facturar equipaje y lo tercero es que el billete es gratis pero has de pagar las tasas por el servicio, que varían en función de la aerolínea.

Volar con un bebé y ¿qué más?

Se puede realizar el check-in online pero debemos acudir al mostrador de facturación para que pongan una etiqueta en el carro, en caso de que lo llevemos. El carrito, además, deberá pasar también por el escáner. Debes saber desmontarlo para que pueda entrar en él. Si el bebé ya camina, deberá pasar el arco a solas después de tí. Si no camina, es posible que te pidan que pases primero y luego con el bebé en brazos.

Seguramente te pedirán que muestres los líquidos y los analizarán. Es recomendable llegar a la parte de seguridad con bastante tiempo de antelación. Llevar maletas, carrito y bebé ralentiza el proceso. Hay aeropuertos, como el de Barcelona, que disponen de un arco de seguridad diferente para familias que viajan con niños.

Ya dentro del avión, debemos sentar al bebé en nuestro regazo. Nos darán un cinturón especial que va acoplado al nuestro. En compañías como Vueling, quienes viajan con bebés tienen unos asientos específicos porque son los únicos lugares donde hay dos mascarillas de oxígeno.

En caso de que no quieras viajar con tu bebé en los brazos, puedes reservar un billete para él y que viaje a tu lado. Deberás tenerlo encima únicamente durante el despegue y el aterrizaje. Además, necesitarás llevar una silla especial o alquilarla a la aerolínea. Ryanair acepta sillitas con arnés de cinco puntos que estén certificadas para viajar en avión. Y Transavia explica que debe medir 42 x 57 cm.

Estas son las especificaciones comunes entre la mayoría de las ‘low cost’ para volar con un bebé. Ahora vienen las especificaciones particulares de las compañías de bajo coste más importantes de España:

Bebés en Ryanair

  • Ryanair no permite embarque preferente, por lo que si queremos entrar pronto deberemos hacer cola.
  • Pero admite llevar hasta dos artículos de equipo infantil: cochecito y asiento, alzador o cuna plegable. Se debe acudir al mostrador de facturación para su etiquetado y se puede llegar con él hasta las escaleras del avión.

Bebés en Vueling

  • Vueling si tiene embarque preferente para familias que viajen con niños y también permite llevar dos piezas del carro, que deberán ser etiquetadas en el mostrador de facturación.
  • Asientos específicos con dos mascarillas de oxígeno.
  • Se puede escoger los asientos en el momento de la reserva.

Bebés en EasyJet

  • Embarque forma prioritaria si se viaja con menores de cinco años.
  • Puede llevar dos artículos de forma gratuita, incluyendo un cochecito, una sillita o un asiento elevador.
  • Permite elegir los asientos con antelación para garantizar estar juntos en el avión.

Bebés en Transavia

  • No dispone de embarque preferente.
  • No permite viajar con un carro de dos piezas. Lo que significa que si vas al mostrado con un carro que no sea plegable o tipo paraguas, pueden hacerte pagar por facturar la segunda pieza. Digo pueden porque yo no tuve que pagar nada, etiquetaron el carro de dos piezas sin poner ninguna pega.

Bebés en Volotea

  • No especifica ningún detalle acerca del carro de dos piezas.
  • No dispone de embarque preferente.

Una vez aterrizados ¿dónde se recoge el carrito? Pues depende. He tenido vuelos en los que nos han dado el cochecito al bajar del avión y otros donde se recoge en la cinta de equipaje. Lo normal es lo segundo. Ten en cuenta que muchas veces consideran los carritos como equipaje especial y salen por las cintas dedicadas a esto. Suelen estar en algún lateral o apartados de las otras cintas.

Te en cuenta que vas a viajar en un avión pequeño y en asientos apretados en los que no puedes moverte demasiado. Lo mejor que te puede pasar es tener el asiento de al lado vacío y lo peor que al facturar no puedas viajar junto a tu pareja y tengáis que hacerlo separados.

2 Comments

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *