Una visita rápida por el centro de Madrid

Madrid recibe, cada año, aproximadamente unos diez millones de turistas. Por la capital de España pasan muchos estadounidenses, italianos, frasceses y europeos en general, aunque con un gran crecimiento año tras año de los chinos.

Sin embargo, estas estadísticas que suelen publicarse todos los años, no cuentan a aquellas personas que se desplazan a Madrid tan solo por unos días, para visitar a un amigo, enlazar con otras ciudades o simplemente por pasar el día.

Arco de la Plaza Mayor de Madrid
Arco de la Plaza Mayor. Foto: Lucas Ricci en Unsplash

Toda esta gente ¿qué hace en Madrid? La ciudad tiene cientos de opciones para cualquier gusto, podrías elegir ir al teatro, pasear o ir de compras pero, ¿te has parado a pensar que quizá no conoces la ciudad ni la mitad de lo crees?

Yo he estado en Madrid unas diez veces, de las cuales solo dos han sido para hacer turismo. El resto han sido para reuniones de trabajo o para tomar un vuelo internacional. Así que mi estancia más larga ha sido de tres días y normalmente ni siquiera paso más de doce horas. Normalmente, como mucho, doy una vuelta y me vuelvo al hotel o a la estación.

Es verdad que Madrid es fácil de recorrer y parece que cualquiera se siente cómoda en ella, pero quizá deberíamos exprimir un poquito más esta ciudad que muchos utilizan únicamente como lugar de trabajo.

Aunque no lo parezca es posible disfrutar de la capital a pedazos. Solo hay que planificar y tratar de aprovechar el tiempo al máximo. Por ejemplo, hay visitas por el Madrid Histórico en bus turístico durante todo el año. Los recorridos durante entre 65 y 80 minutos y está permitido bajar y subir tantas veces como se quiera. De esta forma, vas directo a lo más importante de la ciudad: Gran Vía, Puerta del Sol, Plaza Mayor, Museo del Prado, Fuente de Cibeles, Templo de Debod, Palacio Real… Y te bajas cuando tengas que volver.

Madrid en menos de un día

Interior de la estación de Atocha
Interior de la estación de Atocha. Foto: Mindaugas Petrutis en Unsplash

Si tienes que tomar un vuelo o un tren, partirás desde Atocha. Has de tener en cuenta que el cercanías que va hasta el aeropuerto de Barajas tarda unos 40 minutos, suma el tiempo que necesitas para facturar y llegar a tu terminal. Ahora ya sabes que tienes tiempo suficiente para acercarte al Museo Reina Sofía, que está justo frente a la estación de Atocha. Abre todos los días excepto los martes y tiene algunos días cuya visita es gratuita. Puedes ver obras de Picasso, Dalí o Miró, entre otros.

Muy cerca, recorriendo unos metros del Paseo del Prado encontrarás el CaixaForum, un singular centro cultural que cuenta con un impresionante jardín vertical que queda perfecto como fondo de cualquier foto para Instagram.

Justo enfrente, en la otra acera, está el Jardín Botánico. Puedes comprar las entradas online o en taquilla. Tras el botánico, aparece majestuoso el Parque de El Retiro, ese que hace perder la noción del tiempo a los visitantes y enamora por las vistas del estanque o el Palacio de Cristal. Llegar hasta aquí te llevará unos 25 minutos a pie.

Siguiendo por el Paseo del Prado hasta la calle Alcalá, darás con la fuente de Cibeles y a su derecha está la famosa Puerta de Alcalá. Si en lugar de subir el Prado, decides zambullirte en el centro de la ciudad, en solo treinta minutos caminando darás con la Puerta del Sol y la plaza Mayor.

Evidentemente no podrás visitarlo todo en una sola vez. Debes escoger, pero como puedes ver Madrid tiene en muy poca distancia algunos de sus lugares más destacados. Así que ya no puedes decir eso de “no me da tiempo” porque la realidad es que sí te da tiempo.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *