Prepara la cartera para visitar Sintra

Sintra, es una preciosa localidad situada a unos 50 km de Lisboa. Lamentablemente para los turistas, hay que pagar por todo, así que lo mejor es que lo asimiles antes de visitarla.

A Sintra se puede llegar fácilmente en tren desde la estación de Rossio de Lisboa por 4,5€. Luego hay que caminar unos 15 minutos hasta llegar al centro. Si decides ir en coche tendrás que pagar por el aparcamiento.

Ninguno de los portugueses que he conocido ha dejado de preguntarme si ya había visitado Sintra o cuándo pensaba hacerlo. Tanta insistencia creo que debe ser porque lo que ganan en Sintra con los turistas es lo que usan para pagar los hospitales y la educación de Portugal.

Bromas a parte, en cuanto llegues al centro comprobarás que el lugar está perfectamente preparado para el turismo. Hay restaurantes, tiendas con souvenirs y una parada de autobús que será la que utilizarás para llegar al Palacio da Pena. Como cualquier otra localidad de Portugal, el pueblo está construído con empinadas calles.

Sintra es de origen burgués. La construyeron los nobles portugueses allá por el siglo XV para pasar sus vacaciones. Las vistas son impresionantes y el entorno muy tranquilo. Así que mal no eligieron.

Sintra y su encanto

El lugar con más encanto de Sintra es la Quinta da Regaleira. Es una fabulosa composición de casas, campos, fortificaciones y grutas en las que se pasa un rato muy agradable. Tras pagar 4,5€ puedes entrar en la casa, ver los planos de la construcción, visitar las habitaciones, la biblioteca y subir por escaleras de caracol. La mansión perteneció a un aristócrata portugués que dejó cientos de símbolos masónicos y templarios en el jardín.

Torre de la Quinta da Regaleira
Torre de la Quinta da Regaleira

Después de visitar la casa, es obligado disfrutar de sus jardines, subir a la torre de los vigilantes y bajar al pozo iniciático. Este es uno de los puntos más increíbles de la Quinta da Regaleira. Es un pozo tallado en piedra que cuenta con grutas y túneles que conectan con la casa y la capilla. Es imprescindible bajar y recorrer los túneles (no hay luz). Se pasa un rato muy divertido.

Pozo iniciático en Sintra
El pozo iniciático

Seguramente a estas horas ya tendrás hambre. Depués de comer, puedes comprar el ticket del autobús (otros 4,5€) y dejar que te suban hasta el Palacio da Pena. Seguramente este desembolso será el mejor que has hecho en tu vida porque la subida es muy larga y empinada.

En lo alto de Sintra

Una vez arriba puedes visitar el Palacio da Pena por 14 euros y el Castelo Dos Mouros por 5 euros. O puedes comprar una entrada combinada y visitar los dos. El Palacio da Pena es el símbolo más conocido de Sintra y uno de los iconos de Portugal. Lo puedes ver en cualquier fotografía.

Vista lateral del Palacio da Pena
Imagen de Willtron, de Flickr

La arquitectura del palacio mezcla diversos estilos, con referencias mitológicas y religiosas. Se puede llegar a él en coche, pero no hay aparcamiento. Lo ideal es comenzar la visita en la primera entrada para llegar al palacio tras recorrer los jardines.

De el Castelo Dos Mouros apenas quedan las murallas, pero las vistas son impresionantes con el Atlántico al fondo. En la parte alta podemos der varias torres, la más alta de ellas llamada Torre Real tiene 500 escalones.

Castelo dos Mouros
Castelo dos Mouros visto desde el Palacio da Pena

Otros lugares que visitar en Sintra son:

  • El Palacio Nacional de Sintra. Lo verás nada más llegar. Dentro hay muebles y objetos antiguos.
  • El Palacio de Monserrate. Es un pequeño palacio que aúna estilos árabes y góticos, rodeado de un jardín botánico.
  • Convento dos capuchos. Es un antiguo monasterio hecho de piedra y situado en plena sierra de Sintra.
Palacio Nacional
Fachada principal del Palacio Nacional de Sintra

 

 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *