Lugares imprescindibles que ver en Tanzania

Tanzania es un país bastante desconocido para los españoles. Probablemente te vengan a la cabeza imágenes de elefantes, leones y jirafas con el Kilimanjaro detrás. La verdad es que el monte es de lo mejor del país, pero hay otros lugares imprescindibles.

Hace poco me puse a repasar las fotos del viaje a Kenia y Tanzania y me di cuenta de que, aunque fue un viaje increíble que disfruté como nunca, he escrito muy poco sobre él, quizá por la dificultad de expresar lo sentido durante el mismo. El caso es que me he propuesto cambiarlo y allá que voy.

Qué ver en Tanzania

Parque Nacional del Serengeti

Leonas descansando bajo un árbol en el Serengeti
Leonas descansando bajo un árbol en el Serengeti

En mi opinión, el Parque Nacional del Serengeti es la parte más importante de un viaje a Tanzania. No solo por la presencia de fauna y flora, sino por todo lo que puede hacernos sentir viajar a un lugar salvaje, muy alejado de la civilización.

El Parque Nacional del Serengeti es la prolongación natural de la Reserva Nacional del Masai Mara en Kenia. Millones de ñus y miles de cebraas y gacelas cruzan las fronteras de ambos países cada año, entre julio y octubre en busca de alimentos, momento que aprovechan leones y hienas para darse un buen festin de carne.

Tras el paso de la frontera, todos estos animales en tránsito tienen que superar el río Mara, que supone para ellos una barrera natural en la que los cocodrilos solo tienen que esperar a que alguno tropiece. Todos los viajes a Tanzania pasan por este punto, donde nada frena el instinto de los animales.

Si tienes la oportunidad, puedes dormir en alguno de los campamentos dentro del Parque Nacional, lo que te permitirá disfrutar de un cielo limpio de contaminación lumínica y un silencio atronador, solo interrumpido por las llamadas de los animales. Otra opcion es un paseo en globo, sobrevolando las manadas al amanecer.

En el Serengeti, la actividad diaria es la de buscar escenas de caza. Aquí residen el mayor número de leones del mundo, junto con otras especies como jirafas, elefantes, búfalos, rinocerontes, leopardos, guepardos o antílopes. Silenciosamente contemplarás grandes manadas de herbívoros que están siendo vigilados por depredadores en llanuras infinitas.

Uno de los escenarios más peculiares de este parque natural son los Kopjes, rocas en alto donde los leones disfrutan descansando en las alturas. También puedes visitar un poblado Masai, para comprobar de primera mano sus tradiciones y cómo viven en las casas de paja y ramas.

Zona de conservación de Ngorongoro

Animales alimentándose en el Ngorongoro
Animales alimentándose en la base del Ngorongoro

El Área de conservación del Ngorongoro limita con el Serengeti. El Ngorongoro es un crácter en una de las calderas volcánicas más grandes del mundo, formado hace cuatro millones de años cuando un gran volcán explotó y se colapsó.

Tiene 600 metros de profundidad y algo más de 20 kilómetros de diámetro, donde la vida salvaje ha crecido y actualmente posee la mayor concentración continua de vida salvaje de África, ya que sus habitantes no necesitan migrar por la continua presencia de agua. En su interior podemos encontrar a los cinco grandes: león, rinoceronte, leopardo, elefante y búfalo, así como sabanas, lagos, charcas, bosques y tierras áridas.

Este increíble paisaje está habitado por 40.000 masais y acompañado por otros volcanes, uno de ellos todavía activo. La bajada del cráter es todo un espectáculo, superando en altura a las nubes. Hay que abrigarse, puesto que el viaje se inicia temprano y las temperaturas son muy bajas.

Lago Manyara

Alrededores del Lago Manyara en Tanzania
Animales en el borde del lago Manyara

El lago Manyara está ubicado a unos 60 kilómetros del cráter del Ngorongoro, formado por 330 kilómetros cuadrados de sabana africana.

Si añades el lago a tu listado de lugares que ver en Tanzania, debes saber que está poblado por flamencos, pelícanos y pescadores de los poblados de la zona. Si tienes la oportunidad, deberías darte un paseo en bicicleta por las praderas del lago Manyara, dejando atrás cebras, jirafas, ñus y elefantes.

Los pueblos que rodean el lago están construidos con casas bajas y, generalmente, muy dispersas. No hay una zona donde se concentre toda la actividad. Es un región con grandes plantaciones de plátanos y puestos de artesanía muy interesantes.

Lo ideal es hacer noche en alguno de los campamentos vecinos para disfrutar del amanecer o del atardecer.

Kilimanjaro

Monte Kilimanjaro

El monte más alto de África está rodeado por el Parque Nacional del Kilimanjaro, una enorme sabana de 75.000 hectáreas, catalogado como Patrimonio de la Humanidad en 1987.

Es uno de los símbolos de Tanzania, visible desde muchos kilómetros antes e impactante desde el cielo. Sus nieves son perpetuas y es una de las montañas más accesibles del mundo, con caminos visiblemente marcados y rutas que duran entre 5 y 7 días.

En caso de optar por no ascender, se pueden realizar multitud de actividades, como excursiones y actividades de senderismo en la falda de la montaña.

Lago Victoria

En barca por el Lago Victoria de Tanzania
Paseo en barca por el Lago Victoria

El Lago Victoria es también conocido como Victoria Nyanza o Ukerewe. En estos viajes organizados exóticos también hay tiempo para conocer el día a día de los habitantes, por ello el lago hay que visitarlo temprano, cuando los pescadores regresan y recogen todo el pescado para venderlo en el mercado local.

Sobre una barca de madera y con guía local, cuando el sol todavía no se refleja en el agua, iniciarás una excursión que te llevará a pasear entre un bosque acuático, donde nutrias, babuinos y cormoranes descansan sobre las ramas de los árboles. La presencia de cocodrilos no hace más que animar y tensar el viaje, ya que los guías se empeñan en ofrecerles comida para que nos muestren los dientes.

Zanzíbar

El mar retirado en la playa de Zanzíbar
Playa de la costa sureste de Zanzíbar

Sobre la isla de Zanzíbar ya escribí en su momento, así que solo añadiré un par de líneas que creo servirán para dejarte con las ganas de visitarla.

Zanzíbar todavía no tiene tanto turismo como otras islas próximas y posee una playa espectacular de 4 kilómetros de extensión, donde podrás pasear, bucear o bañarte junto a delfines. Es un lugar exótico, de arena blanca y agua cristalina con corales vivos.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *