Los mejores trucos para reservar unas vacaciones baratas

Antes de iniciar un viaje, imagino que como todos, trato de buscar ahorrar de todas las formas posibles. A veces me gustaría viajar pudiendo gastar sin límites, pero entonces sería demasiado fácil ¿no?.

Estoy tan acostumbrado que ya tengo asumidas ciertas pautas en busca del ahorro. La edad y las circunstancias de cada uno también influyen en esto. Yo antes ahorraba mucho más porque me daba igual alojarme en cualquier sitio, pero ahora viajo con niñas, así que necesito un mínimo de calidad.

Grand Central Terminal de Nueva York
Grand Central Terminal de Nueva York

Vacaciones baratas, paso a paso

Lo primero que hago es no ser estricto con el destino, soy totalmente flexible y me decanto en función del precio. Por ejemplo, si sé que el próximo fin de semana lo tengo libre y quiero viajar a algún lugar de Europa, busco las rutas más baratas, y elijo según el precio y las ganas que tengo de visitar ese sitio. Habrá un momento que será difícil hacerlo así porque ya los habré visitados todos, es lo bueno y lo malo del desarrollo de las low cost.

Si te da igual cuando viajar porque tienes total disponibilidad, mucho mejor, porque entonces tienes más opciones de encontrar ofertas. Fíjate en los diferentes comparadores e incluso en las aerolíneas. En cuanto empieza septiembre, se vuelcan con las ofertas. Los meses más baratos para volar desde Europa son noviembre, enero y febrero, pero si buscas con antelación puedes encontrar verdaderas gangas para volar en otros meses más solicitados.

Si prefieres viajar más cerca, en esas mismas fechas hay muy buenas ofertas para moverse en tren o autobús. Renfe suele publicar cada cierto tiempo billetes a precio reducido.

Uno de mis trucos es entrar en Vooucher.com para buscar descuentos. Tienen todo tipo de cupones, pero en la sección de viajes es donde realmente está lo que nos interesa. Tienen un listado con todos los descuentos que ofrecen aerolíneas como Iberia o Vueling, hoteles o empresas de alquiler de coches como Sixt.

Para usarlos, solo tienes que copiar el código y pegarlo en la página web del sitio donde quieres aplicar el descuento. Yo suelo utilizarlo para alojarme. Ya somos cuatro en la familia, así que intento que el gasto en alojamiento no se dispare.

Captura del sitio Vooucher.com

Para moverte puedes optar por comprar tarjeta de transporte con duración para varios días o diferentes viajes. Calcula qué opción te sale más rentable. Las tarjetas para varios días suelen incluir también ofertas o descuentos para visitar museos y otras actividades.

Ahorrar en comunicación

Desde que cambió la ley sobre el roaming y la itinerancia, podemos viajar sin necesidad de pagar altos costes cada vez que llamamos o navegamos por Internet. Además ya no es necesario buscar locutorios para poder conectarnos a Internet o tener que bajar a la sala de ordenadores del hotel.

Por no hablar de que antes era obligatorio imprimir los billetes, mientras que ahora podemos llevarlo en la aplicación sin que esto suponga más coste en nuestra factura mensual.

Usar el teléfono en el extranjero ha pasado de ser prohibitivo a una bendición. Todas las compañías de telecomunicaciones ofrecen gratuitamente el servicio bajo la misma tarifa que tenemos contratada, sin necesidad de pagar más, auque con algunas limitaciones de consumo.

Así que ahora el postureo es inmediato, ya no tienes que esperar a llegar al hotel para poder compartir tu foto con la Torre Eiffel.

Ya lo comenté en algún post anterior, pero voy a insistir en ello. Para planificar todo lo relacionado con cada viaje, sea corto o largo, utilizo Google Drive. En mi opinión es el mejor método de administración online para compartir datos. En cada archivo incluyo información, fechas, nombres y todos los precios. De esta forma controlo al 100% los gastos antes, durante y tras el viaje.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *