Los 7 imprescindibles de Toronto

Toronto es la capital de Ontario, una ciudad cosmopolita, tremendamente atractiva, con un sinfín de posibilidades y repleta de jardines. Sin embargo, es habitual encontrar opiniones que dicen que Toronto no necesita más de un día.

Está claro que si lo único que quieres hacer es llegar, hacer la foto e irte, no necesitas más tiempo. Pero Toronto es una ciudad grande, quizá sin un atractivo más importante que el resto, pero con múltiples opciones culturales, deportivas y arquitectónicas.

Al ser una ciudad grande, los imprescindibles de Toronto no están cerca los unos de los otros. Se podrían llegar a ver todos en un día, pero eso impediría disfrutarlos como se merecen.

Mejores lugares que ver en Toronto

CN Tower

Vista de la CN Tower desde las islas de Toronto

La CN Tower es la imagen más representativa de la ciudad más grande y visitada de Canadá. Sus 553 metros de altura son visibles desde casi toda la ciudad y algo impresionante desde su base, situada justo al lado del Rogers Centre, en pleno Entertainment District.

En la entrada de la CN Tower se forman largas filas para subir hasta lo alto y disfrutar de las vistas, pero no hay un lugar donde se vea mejor la torre que desde la costa las Islas de Toronto. Justo desde el lugar donde para el ferry o en la playa contigua, pueden contemplarse impresionantes panorámicas de la ciudad.

Distillery District

Entrada al Distillery District

Esta zona de Toronto fue totalmente reformada en 2003, después de haber estado muchos años abandonada tras haber sido la destilería de whisky más grande del mundo en 1860.

Esta reforma convirtió el Distillery District en un sitio nuevo dedicado a las artes y la gastronomía. Los edificios de arquitectura industrial han sido utilizados para albergar restaurantes, galerías y tiendas.

Hay restaurantes de todo tipo, aunque son algo más caros que otros de la ciudad. Uno de los puntos más transitados es una pared que hay cerca de la entrada, con la palabra Love bordada con flores.

Se puede llegar en el tranvía 504, que deja justo delante de la entrada. Si te acercas en coche, hay muchas plazas de aparcamiento en los alrededores.

Islas de Toronto

Imagen del lado interior de una de las islas de Toronto
Imagen del lado interior de una de las islas de Toronto

Las Islas de Toronto forman pequeño archipiélago en el lago Ontario, frente al Downton de Toronto. Se puede llegar a ellas con ferry desde el Center Island Ferry. En verano suele haber mucha gente esperando el barco, pero hay uno cada pocos minutos. El trayecto dura unos 15 minutos, con vistas espectaculares del skyline de la ciudad.

El ferry tiene tres posibles destinos: Centre Island, Ward´s Island y Hanlan´s Point. Cada uno de ellos ofrece al visitante diferentes atractivos.

Las pequeñas islas están unidas entre sí por puentes. Cuentan con varios puertos deportivos, zona residencia, playas, juegos infantiles, parque de atracciones e incluso un aeródromo.

Los habitantes de Toronto utilizan las islas como lugar de descanso y esparcimiento. Es habitual que llevan consigo comida para pasar el día entero. Quienes cuentan con bote de recreo, se acercan hasta la costa para disfrutar del sol, la tranquilidad y las vistas.

Las Islas de Toronto suponen un gran contraste con la ciudad. No hay coches y la naturaleza domina el paisaje.

Nathan Philips Square

Letras de Toronto en Nathan Philips Square

La Nathan Philips Square es uno de los puntos más transitados de Toronto. Es un lugar indispensable para hacerse la típica foto con las letras de la ciudad. Justo detrás de estas está ubicado el ayuntamiento o City Hall.

La plaza está flanqueada por las calles Queen y Bay, donde podemos encontrar también impresionantes edificios como el de la Corte de Justicia de Ontario y el Osgoode Hall, propiedad de la sociedad de abogados de la región.

En Nathan Philips Square hay una fuente con el mismo nombre y una gran explanada. Por la noche, la fuente y las letras se iluminan. Al borde del asfalto de la Queen Street es habitual encontrar diferentes food trucks, con perritos calientes, hamburguesas y pizzas.

Building Gooderham

Edificio Gooderham de Toronto

El edificio Gooderham se compara habitualmente con el Flatiron de Nueva York. Está ubicado en la Wellington Street, relativamente cerca de Union Station y en el barrio financiero de Toronto.

Este pequeño edificio, cuya finalización terminó en 1882, tiene cinco plantas y está compuesto por oficinas, algunas de las más caras de la ciudad. El color rojo del ladrillo lo hace todavía más espectacular y cuenta con las típicas escaleras de emergencia de las construcciones norteamericanas. En 1977 fue declarado sitio histórico de Canadá.

En la parte posterior del edificio está el pequeño jardín Berczy, donde se puede contemplar el mural del artista Derek Michael Besant, que simula una lona con ventanas, que imita el edificio Perkins.

La zona está repleta de cafeterías y muy próximo del St. Lawrence Market.

Dundas Square

Dundas Square

Dundas Square está muy cerca de la Nathan Philips Square. Se trata de una plaza abierta en la que habitualmente se realizan eventos en directo. Es inevitable compararla con la Times Square de Nueva York, aunque es mucho menos pequeña y no tan espectacular.

Está rodeada de grandes carteles publicitarios luminosos y en el centro hay una pequeña fuente. En los alrededores hay todo tipo de comercios, restaurantes y sitios para el entretenimiento, como cines y teatros.

Kensington Market

Una de las calles de Kensington Market

Kensington Market es un entorno bohemio, formado por unas diez calles que forman un cuadrado casi perfecto. En él podemos encontrar artistas, comercios, productos manufacturados y mucho restaurantes y cafeterías. Está muy próximo al centro económico de Toronto y limita con el barrio de Chinatown.

Se trata de un barrio muy concurrido, poblado diariamente de turistas en busca de alguna foto peculiar. Entre las calles que lo forman, hay un poco de todo, como casas de colores, huertos urbanos y arte urbana.

En las casas del barrio viven estudiantes y familiares. Hay partes del barrio que están bien conservadas, aunque en general da un aspecto de abandono, como casas por reformar, asfalto estropeado y aceras estrechas.

Como ves, Toronto tiene un poco de todo. Pero, aunque estos sean los lugares más destacados para visitar, como decía al principio, esta ciudad tiene mucha vida, cuenta con festivales y todo tipo de eventos culturales durante todo el año. Vale la pena comprobar si habrá alguno durante tu estancia.

Además, es una ciudad que, aunque es muy grande, es agradable caminar y pasear por los diferentes barrios. De esta forma comprobarás que no solo tiene rascacielos, sino calles antiguas con casas preciosas de baja altura y múltiples comercios y galerías culturales.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *