Las Salinas Grandes de Salta y Jujuy

Las Salinas Grandes son un enorme salar ubicado en una cuenca a 3450 metros de altura en plena puna argentina. Salta y Jujuy comparten la propiedad. Si te fijas en el mapa verás que son enormes y, sin embargo, no son ni la mitad de grandes que las Salinas de Uyuni (Bolivia).

Según los científicos, estas salinas deben su origen a que hace millones de años esta cuenca montañosa estuvo cubierta por aguas con gran cantidad de sales procedentes de la actividad volcánica. Con el paso del tiempo, estas aguas se fueron evaporando, quedando el salar que ahora conocemos.

Salinas Grandes entre Salta y Jujuy

Salinas en medio de la nada

Actualmente, de diciembre a marzo, cuando se da la estación lluviosa, el agua cubre el salar, limpia la superficie y se asemeja a un lago. Sin embargo, el resto del año es seco, lo que favorece la evaporación y deja el suelo de las salinas blanco y quebrado.

La salina está partida en dos por la ruta 52, la única vía de llegar hasta aquí. A un lado de la carretera hay una zona para aparcar, donde estacionan todos los visitantes y a unos metros hay una pequeña cafetería, donde se puede tomar algo y comprar recuerdos. Justo detrás las máquinas trabajan depositando la sal en montones.

La sal no está comercializada por ninguna gran empresa, sino por gente de poblaciones vecinas en forma de cooperativa. Si bien, en la excursión nos explicaron que estos trabajadores suelen ser explotados, dedicando muchas horas y cobrando muy poco.

Casa en Salinas Grandes

En el otro lado, los turistas suelen caminar dentro del salar para hacerse fotos, aunque sin alejarse demasiado. Al fondo se ven los cerros nevados. Ojo con la temperatura. En verano hace mucho calor, pero por la noche las temperaturas puede llegar a bajar de cero.

Es un lugar curioso y sorprendente, pero lo cierto es que no hay mucho más que hacer. Lo más importante es llegar y poder inmortalizar que una vez llegaste a uno de los lugares más recónditos de Argentina. Puedes probar a hacerte fotos divertidas y jugar con la perspectiva.

Cómo llegar a Salinas Grandes

Salinas Grandes en Salta

La única forma de llegar a Salinas Grandes es mediante la Ruta Nacional 52, que atraviesa el salar para continuar hacia el Paso de Jama a Chile. La ruta 52 parte de Purmamarca, pasa por la Cuesta de Lipán, todavía en la provincia de Jujuy, y conecta, justo antes de llegar a Salinas Grandes, con la carretera que va directa a San Antonio de los Cobres, en la provincia de Salta.

Una vez superada la Cuesta de Lipán tardarás una media hora hasta llegar al salar. Si viajas de San Antonio de los Cobres, tardarás aproximadamente dos horas con tramos en los que desaparece el asfalto.

A Salinas Grandes no puedes ir en transporte público. Está en un lugar remoto en el que la población más cercana queda a 60 kilómetros. Puedes llegar en vehículo privado o con alguna de las agencias que realiza excursiones a este lugar.

En caso de acudir por tu cuenta, debes tener en cuenta que está lejos de todo y no hay nada alrededor. En las mismas Salinas Grandes hay una cafetería y unos baños, pero es lo único que encontrarás hasta llegar a Pumamarca. Debes llevar protección para la piel y para los ojos, ya que el reflejo puede provocar dolor ocular. Es importante también que tengas en cuenta la gasolina que vas a necesitar y conduzcas con precaución.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *