Las mejores excursiones desde Marrakech

Si en tu visita a Marrakech dispones de tiempo extra, puedes hacer alguna excursión a las ciudades de Essauouira y Kasr Ait Ben Haddou o a alguna de las maravillas naturales que rodean a la ciudad roja o, algo más lejos, los desiertos de Merzouga y Zagora.

Marrakech es un destino muy visitados por los españoles. Quizá tenga que ver con que Ryanair tiene rutas desde las principales provincias españolas a precios muy bajos.

Pero la realidad es que la ciudad marroquí siempre ha atraído a los españoles. Ahora quizá es más barato llegar a ella, pero la proximidad, la historia, la belleza de sus calles y la magia de la naturaleza que la rodea son suficientes atractivos para atraparnos.

Excursiones desde Marrakech

Algunas de estas excursiones puedes hacerlas por tu cuenta, alquilando un coche o moviéndote con autobús. También hay multitud de tours en español que salen desde la ciudad y llevan a diferentes destinos, pero si tienes poco tiempo tendrás que optar por los destinos que están a menos de 3 horas de Marrakech. Las siguientes son excursiones fijas en cualquier guia turística marrakech.

Excursión a Essaouira

Chica fotografía una puerta en Essaouira
Foto: Thiébaud Faix en Unsplash

Essaouira es una maravilla, una ciudad costera, a casi tres horas en coche desde Marrakech. Aquí se respira tranquilidad y es un lugar idóneo para desconectar, paseando entre las pequeñas murallas, atravesando los arcos o simplemente admirando la ciudad.

El casco histórico y la Medina de Essaouira fueron declarados Patrimonio de la Humanidad en 2001. Esencialmente, esta ciudad vive del turismo y la pesca. Desde el puerto podrás ver algunas de las mejores estampas de Essaouira y relamerte con buen pescado y marisco.

La excursión a Essaouira puede hacerse en un día, aunque si quieres ir con más calma puedes pasar una noche y volver al día siguiente.

Cascadas de Ouzoud

Cascada de Ouzoud
Foto: Sergio Teixeira en Unsplash

A una distancia similar a la de Essaouira, pero justo en la otra dirección, encontramos las espectaculares cascadas de Ouzoud. Dicen que son las más impresionantes de la zona norte de África, posiblemente debido a su salto de 110 metros de altura.

Es un lugar muy visitado, rodeado de valles y huertos. En lo alto de las cascadas todavía resisten antiguos molinos. Puedes incluso bañarte en la base, aunque no esperes aguas transparentes, ya que están muy removidas y suelen ser marrones. También hay restaurantes con vistas a las cascadas.

Es muy buena opción para hacer una excursión desde Marrakech. Como aviso, mucho ojo con los monos.

Palmeral de Marrakech

Excursión al palmeral de Marrakech
Foto: Niel Taelman en Unsplash

El Palmeral de Marrakech está a 5 kilómetros de la ciudad y está compuesto por 100.000 palmeras que forman parte de un gran complejo hotelero con mansiones de lujo.

Dentro del Palmeral hay diferentes zonas, algunas menos pobladas y otras más verdes. Es una buena oportunidad para dar un paseo en camello o incluso con quad. Como otros paisajes de Marruecos, causa impresión disponer de una zona con vegetación abundante rodeada de desierto.

Como está tan cerca de Marrakech, puedes llegar hasta el Palmeral en taxi, en un viaje muy corto. Y puedes utilizar únicamente una parte del día.

Hay varias leyendas sobre cómo se originó el palmeral, pero la más conocida cuenta que se debe a que los soldados de la dinastía Almorávide comieron dátiles al llegar a la ciudad y los restos que tiraron al suelo acabaron germinando y produciendo miles de palmeras.

Valle de Ourika

Valle y río de Ourika
Foto: jeanarp en Wikimedia

El Valle de Ourika es otro de los emplazamientos muy próximos a Marrakech. El trayecto es de una hora para recorrer los 50 kilómetros que les separan.

Se trata de un lugar curioso, una zona verde emplazada entre montañas áridas y varias cascadas. Son imperdibles los pueblos bereberes construidos sobre las laderas de las colinas. En invierno, desde algunas aldeas se pueden ver las montañas nevadas.

Es una excursión muy tranquila y motivadora. Alejarse del ajetreo de Marrakech en este lugar puede reconfortarte. Además, los lunes hay mercado en Ourika y los jueves en Aghbalou. Puedes cuadrar la excursión para poder practicar el regateo.

En la aldea de Setti Fatma, hay restaurantes a ambos lados del río, con pequeños puentes de madera que no dan demasiada sensación de seguridad. Desde esta misma aldea, hay un ruta para hacer una excursión a las 7 cascadas próximas.

Excursión al Valle de Imlil

Valle de Imlil
Foto: Louis Hansel en Unsplash

El Valle de Imlil forma parte de la cordillera del Atlas y del Parque Nacional de Toubjal. Está ubicada a poco más de una hora de Marrakech.

El recorrido por el valle es una sucesión de magníficas vistas de la cadena montañasa, cascadas y las aldeas de Imoula, Targe y Aitz Mizan, donde las casas reposan sobre las las colinas y divisan las terrazas de los campos de regadío.

Desde Imlil parte numerosas excursiones caminando que recorren la montaña y visitan pueblos bereberes, donde aprenderás sobre la cultura y la gastronomía de la zona.

Desierto de Agafay

Panorámica del desierto de Agafay
Foto: Kostas Fotiadis en Unsplash

El desierto de Agafay está a menos de una hora de Marrakech, Es un desierto exhuberante y diría que imponente. Aunque no está lejos de la civilización, es difícil no sentirse abrumado por tanta arena.

Son típicos los paseos en quad y en camello. También hay grandes campamentos de lujo, con piscina, y otros menos lujosos donde tomar un té o descansar tras un largo paseo.

Es una zona tranquila donde nunca pasa nada, excepto turistas en busca de una postal de ensueño o una conversación con un bereber original.

Desierto de Merzouga

Desierto de Merzouga
Foto: Carlos Leret en Unsplash

El desierto de Merzouga está lejos de Marrakech, casi a 600 kilómetros que se recorren en unas 9 horas. Así que lo ideal es que esa excursión dure más de un día, recorriendo el lugar y realizando rutas diferentes.

Merzouga está en el Sáhara y muy próximo a la frontera con Argelia. Es una zona muy árida, que debes evitar durante los meses estivales, ya que las temperaturas son muy altas.

Desde Merzouga o desde Marrakech, tendrás que contratar un guía que te lleve al desierto. Ve con ojo porque no todos son confiables. Tendrás la oportunidad de pasear en 4×4 y en camello en un desierto inmenso, rodeado de grandes dunas de arena y sol durante todo el día. Es importante que te prepares para el viaje con protector solar, gorra y ropa fina.

No puedes perderte las dunas de Erg Chebbi y alojarte en una de las grandes jaimas del desierto. 

Desierto de Zagora

Amanecer en el desierto de Zagora
Foto: smail usfi en Unsplash

Para visitar el desierto de Zagora, necesitas al menos dos días. No es una excursión corta desde Marrakech, ya que hay casi 7 horas de camino.

Tendrás que cruzar el alto del Atlas y probablemente podrás ver amanecer en el desierto. Si no lo has hecho, debes pasear en camello por las dunas y disfrutar de la enormidad del paisaje que te rodea.

Ouarzazate

Kashba ait-ben-haddou en Ouarzazate
Foto: Cristiano Pinto en Unsplash

Ouarzazate está a casi 4 horas de Marrakech, pero es una de las mejores excursiones que puedes hacer. Allí, no podrás dejar de fotografiar la impresionante Kasbah de Taourirt.

La kasbah es un gran castillo, rodeado por una muralla de adobe, que perteneció al Señor del Atlas y actualmente es del ayuntamiento de la localidad.

El interior está lleno de escalaeras, cientos de habitaciones coloridas, estrechos pasillos y paredes interminables.

En Ouarzazate también debes perderte por las calles, visitar los puestos de venta de productos locales y rodear la ciudad para poder hacerte una foto con ella al fondo.

A 50 kilómetros de este lugar está la Kasbah Amridil, un museo que hasta mediados del siglo XXI la residencia de una familia. Como la anterior, sus paredes están hechas de ladrillo de adobe, mezclado con agua, paja y arena.

Sin embargo, si tu excursión es corta y necesitas volver a Marrakech, debes programar bien la visita para tener tiempo de llegar a la Kasbah de Ait Ben Haddou, la más impresionante y donde se rodaron algunas películas de Hollywood como Lawrence de Arabia o La Momia.

Es una ciudad fortificada, declarada Patrimonio de la Humanidad en 1987 y casi deshabitada. Muchas familias ahora viven en un nuevo pueblo cercano.

La Kasbah de Ait Ben Haddou es un lugar parado en el tiempo, en el que necesitarás de todos los sentidos para disfrutar de cada rincón, de las puertas, de los colores, de las murallas y del paisaje árido que la rodea. Es, sin duda, la mejor consevada de Marruecos.

Casablanca

Mezquita de Casablanca
Foto: Antonio Pires en Unsplash

Aunque parezca alejada, la ciudad de Casablanca está a menos de 3 horas en coche desde Marrakech. Es una gran excursión si te sobran días en tu viaje.

Casablanca está en la costa Atlántica y es el puerto más importante del oeste de Marruecos. Si sólo dispones de un día para verla, aprovecha para empaparte del toda la arquitectura francesa mezclada con la morisca.

Mapa de las excursiones cercanas a Marrakech

Como ves, dispones de varias opciones para hacer excursiones desde Marrakech. Puedes elegir rutas cortas u otras más largas en las que necesitarás hospedarte fuera de la ciudad roja. La cuestión es organizarse y disfrutar.

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *