La Rue Notre Dame de Burdeos

Burdeos es una preciosa ciudad francesa ubicada en la región de Nueva Aquitania. Preciosa ahora, porque según dicen sus propios vecinos, hasta hace relativamente poco tiempo era una ciudad industrial bastante fea.

Con apenas 240.000 habitantes se ha convertido en una ciudad de moda que algunos comparan con París.

Tienda de antigüedades en la Rue Notre Dame de Burdeos
Tienda de antigüedades en la calle Notre Dame

Lo cierto es que el estilo arquitectónico recuerda a la capital francesa, pero Burdeos tiene su propio estilo, logrado con una transformación urbana que dio comienzo en la década de los noventa y recién finaliza. Esta revolución urbana ha expulsado al automóvil del centro de la ciudad para dar todo el protagonismo a los peatones, a las bicicletas y al tranvía.

Así que pasear por Burdeos se ha convertido en todo un placer, más todavía en el barrio de Chartrons y en especial a través de la elegante Rue Notre Dame, conocida también como la calle de las antigüedades.

La transformación de la calle Notre Dame

En las fachadas de piedra de los edificios cuelgan hiedras y otras plantas enredaderas. La calle Notre Dame corre paralela al río Garona, muy cerca del Monumento a los Girondinos y del Jardín Público, además tiene la Iglesia de Sant Louis justo en la mitad del recorrido.

Chez Dupont en la calle Notre Dame de Burdeos
Chez Dupont, uno de los restaurantes más conocidos de la calle

En ella podemos encontrar las típicas fachadas de madera de las tiendas de antigüedades se mezclan ahora con floristerías, ultramarinos y nuevos locales de diseño, donde jóvenes emprendedores deciden apostar por vender sus productos u ofrecer sus innovaciones.

Por la calzada seguramente no verás ningún automóvil, porque el paso es preferente para las bicicletas. Lo mejor de la calle Notre Dame es su tranquilidad y elegancia. Cuesta pasar solo una vez ante tanta belleza.

Es una de esas calles que tiene vida propia, pero que ha necesitado del impulso de la reordenación urbana para conseguir mantenerse, porque al principio del milenio se estaba muriendo.

Los propietarios de los locales creen que el desarrollo de la calle todavía no ha terminado y no temen, como puedes estar pensando que la vía muera de éxito o suban los precios de los alquileres.

La calle Notre Dame de Burdeos

Para mi fue una sorpresa y un paseo muy gratificante. Me encantó el paseo por la Rue Notre Dame, pudiendo mirar, contemplar y entrar en las tiendas a cotillear e incluso a comprar.

Cómo llegar a la Rue Notre Dame

Puedes llegar a pie paseando desde la Place de la Bourse en menos de veinte minutos. Es un bonito camino que te llevará a través de lo más destacado de Burdeos o por el paseo que recorre el largo del río.

Muy cerca de la calle está la parada Paul Doumer de la línea C del tranvía y la de Chartrons de la línea B. Ambas llegan al centro de la ciudad.

Etiquetas:,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *