Guía para conocer el Parque Nacional La Mauricie

El Parque Nacional de La Mauricie se encuentra entre los montes de Les Laurentides, muy próximo a la ciudad de Trois-Rivières y a medio camino entre Quebec y Montreal.

No es el parque natural más grande de Canadá, pero es uno de los más cómodos para visitar o conocer en solo un día. Una carretera de 70 kilómetros lo atraviesa, pudiendo entrar por un lado y salir por el otro, de modo que no te pierdes nada.

Es recomendable que antes de visitarlo revises si hay alguna incidencia, porque en primavera y verano suelen hacer las obras de mejora y alguna zona podría estar cerrada al tráfico o a las visitas. Por ejemplo, el verano de 2019 reasfaltaron parte de la carretera, lo que impedía recorrerla por completo.

Consejos para visitar La Mauricie

  • El Parque tiene dos entradas, la de Saint Jean des Piles y la de Saint Mathieu. Elige una de las dos en función de cómo planifiques tu día.
  • La entrada cuesta ocho dólares y los menores de edad no pagan. En la entrada te entregarán un mapa con posibles actividades. Hay gente que viene a pasar sus vacaciones y acampan o alquilan cabañas para dormir.
  • En caso de querer reservar una cabaña, hay que hacerlo con tiempo porque hay pocas. El precio es de 120 CAD por noche.
  • Debes llevarte comida porque en el parque no se vende. Los baños están señalados en el mapa. En todo el parque hay múltiples zonas de picnic, donde descansar y comer algo.
  • En el mapa están todas las indicaciones, pero debes saber que algunos lugares no disponen de aparcamiento o son pequeños, por lo que, en un día de gran afluencia, podría serte difícil aparcar. No suele ocurrir.

Qué hacer en La Mauricie

  • En La Mauricie puedes hacer senderismo o ski de fondo en invierno. Hay decenas de rutas posibles, todas marcadas con señales. Algunas son cortas y horas pueden llevarte horas. Además puedes preguntar en el centro de bienvenida y te ayudarán a escoger la ruta que más te conviene.
  • Puedes disfrutar de una carretera con subidas, bajadas y muchas curvas sobre la bicicleta. Muchos aficionados circulan por aquí cuando ya no hay nieve, a lo largo de 63 kilómetros y algo más de 300 metros de altura máxima.
    También hay rutas para bicicletas de montaña. La más larga de 40 km. Las hay de dificultad variada e incluso para familias.
  • En el parque también hay programadas ciertas actividades con guías. Puedes consultar las de cada día en la web o en la información que te den en la entrada. Hay paseos en canoa al atardecer, visitas a animales del bosque, juegos y charlas.
  • Una de las actividades más arriesgadas es la escalada sobre hielo. Evidentemente esto solo puede hacerse en invierno.
  • Los paseos en canoa son una de las actividades más solicitadas. Se pueden alquilar canoas para varias personas, kayaks y barcas de pedaleo. El alquiler se realiza en el Lac à la Peche y hay que dejar 30 dólares como depósito. Te entregarán también los remos y el chaleco salvavidas.
    Otra posibilidad es alquilar la canoa y hacer camping en las zonas habilitadas para ello.
  • Haz zonas del parque en las que está permitida la pesca, pero se necesita permiso de pesca.
  • Por último, también puedes disfrutar de la playa de La Mauricie en el Lac Édouard, con forma de luna y rodeada de un gran bosque verde.

Ruta para verlo todo en La Mauricie

Si ya has consultado el estado del parque y sabes hasta dónde puedes llegar, ahora es el momento de que planifiques la visita. Debes saber que en un día puedes recorrer y visitar todo sin problemas. En el mapa del parque están marcadas todas las rutas, los lagos, la playa y las zonas con vistas.

En caso de que entres por Saint Jean des Piles, circularás paralelo a la Riviera Saint Mauricie. Los primeros lugares destacados son los miradores de Saint Mauricie y Mekinac.

Un poco más adelante está el centro de servicios Rivière à la Peche, donde hay baños, teléfono, información, camping y duchas. Desde aquí parten algunos de los senderos más largos del parque.

Lac Bouchard

Lac Bouchard

La siguiente parada es la del lago Bouchard, una parada imprescindible donde puedes almorzar con vistas. Aunque no es un lugar señalizado para el baño, tienen un mini playa y si el calor aprieta apetece al menos mojar los pies.

Una característica de los lagos que vas a ver en La Mauricie y de la que te darás cuenta enseguida, es que no son transparentes. Al pensar en Canadá, creo que todos vislumbramos preciosos lagos de agua cristalina y fondo de piedra, pero estos tienen el fondo de arena oscura, así que no se ve nada.

Hay también algunos senderos que se unen con otros más largos.  Alrededor de la zona de picnic has varios caminos hacia una muy pequeña cascada y otro que lleva a una pérgola de madera. Si vas con niños se lo pasarán genial.

Lac du Fou

La siguiente parada es Lac du Fou, que cuenta también con playa y zona de recogida de canoas y kayaks. Además, cuenta con un pequeño muelle de madera ideal para hacer la foto de la portada de tu viaje a Canadá.

Lac Édouard

El lago Eduardo es el más grande del Parque La Mauricie y donde está la única playa oficial. Dispone de un gran parking, zona de picnic entre los árboles, baños y vestuarios. También cuenta con zona de canoas.

La playa es larga, de arena blanca, con forma de medialuna. Está rodeada a ambos lados por bosques y al fondo se ve otro. Muchos juegan y pocos se bañan.

El agua no está demasiado fría porque no procede del deshielo y la arena es gruesa. El lago es profundo, verás que en apenas cinco metros ya no tocas el fondo.

Lac Édouard

Lo cierto es que tras un viaje largo por Canadá, en el que probablemente estás conduciendo mucho, llegar a este parque y poder disfrutar de esta tranquilidad es un gustazo.

Justo frente a la entrada del lago Eduardo está la del lago Soumire, donde también se puede pasear en canoa.

El siguiente lago es el Écarté, más grande que el anterior, desde donde se puede hacer pequeñas rutas de senderismo. Un poco después está el Lac Alphonse, que dispone de una pequeña zona de picnic con vistas.

Le Passage

La Passage es el mirador más conocido de La Mauricie. Según avances por la carretera te parecerá imposible encontrarlo, porque está justo en una curva. Debes fijarte. Hay un aparcamiento grande y dos entradas. Una de ellas lleva a un sendero y la otra al mirador.

La del mirador es la que está más cerca del baño. Tienes que andar un par de minutos para llegar a este balcón que de muestra el lago Wapizagonke rodeado de naturaleza.

Lejos de aquí, están las cascadas Waber, a las que solo se puede acceder con canoa y caminando. Hay que atravesar parte del Wapizagonke y caminar más de tres kilómetros.

Cascada Waber. Foto: Mathématicien joyeux en Wikimedia

Después de le Passage, llega el lago y la entrada al camping Wapizagonke. Para ello debes desviarte de la carretera principal.

El lago, por su inmensidad, es uno de los más concurridos del parque. Además es estrecho y está rodeado de bosques, así que la imagen es impresionante.

Hasta Shewenegan, donde está una de las partes más bonitas del parque, todavía tienes que pasar los lagos Gabet, Bu-Caribou, Modéne, Esker y La Clairiére. En el Caribou y en Esker, hay zona de picnic, baños y recogida de canoas.

Les Cascades

Foto: Wapizagonke en Wikimedia

Para llegar a Shewenegan hay que seguir hacia la salida y desviarse unos kilómetros antes. Primero encontrarás el camping Mistagance y luego un amplio aparcamiento, con cafetería, baños, canoas y el inicio de rutas de senderismo.

Pero lo más importante son Les Cascades, un imponente conjunto de rocas por donde desciende agua del lago superior. Se puede ascender caminando y aprovechar para tomar el baño, en la cascada o en la parte superior e inferior.

Tras esto, puedes decir que has completado la carretera del Parque Natural La Mauricie. Puedes tomar la salida por Saint Mathieu o desandar el camino.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *