Évora, el pueblo más bonito del Alentejo

Évora es una de las grandes desconocidas por la población española que anualmente visita Portugal. Es una ciudad pequeña, que apenas supera los 50.000 habitantes, pero inmensamente bella y tranquila.

Pertenece a la región del Alentenjo, una enorme llanura considerada de gran valor y belleza por todos los portugueses. En 1986, el centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad. Por aquí pasaron visigodos, moriscos, romanos e incluso franceses. Y ha quedado un poco de todos.

Calle céntrica de Évora
Una calle de Évora

Actualmente es una ciudad amurallada, muy bien conservada y casi peatonal en su totalidad. En un solo día puedes verlo todo.

Por su proximidad con España y con la capital de Portugal, Évora es un lugar perfecto para escapar y respirar tranquilidad. Apenas dista una hora en coche de Badajoz y está en el camino de ida o de vuelta hacia Lisboa, así que más fácil imposible.

Cómo llegar a Évora

Largo da Graça en Évora
Largo da Graça en Évora

Hasta aquí se puede llegar en tren, pero los ferrocarriles portugueses nos son demasiado rápidos. El trayecto a Évora tarda unas dos horas desde Lisboa y el viaje de ida y vuelta cuesta entre 20 y 30 euros.

En coche, desde Lisboa o desde España, únicamente hay que seguir la A6 hasta tropezar con esta ciudad. En el centro es imposible aparcar, ya que está restringido el acceso, pero fuera de las murallas hay aparcamientos bastante grandes.

Qué ver en Évora

Como decía al principio, Évora es una ciudad pequeña, así que todo queda cerca, excepto el crómlech, para el que necesitarás transporte. Casi todas las construcciones te recordarán a los romanos, pero hay una en particular que tiene algo de misterio.

Capilla de los huesos

Dentro de la cripta de la capilla de los huesos de Évora
Dentro de la cripta

Dentro de la iglesia de San Francisco está la «Capela dos Ossos», un lugar lúgubre, construido por los franciscanos hace mucho tiempo.

Más allá de la impresión que pueda causar, la capilla fue alzada con la intención de provocar una reflexión en el visitante. La frase escrita en la entrada lo dice todo: «Nosotros los huesos que aquí estamos, por los vuestros esperamos».

Praça do Giraldo

Fachada principal de la praça do Giraldo
Fachada principal de la praça do Giraldo

La praça do Giraldo es el centro neurálgico de Évora. Prácticamente todas las calles van o vienen a este lugar. Es una plaza peatonal con gran número de comercios y lugares donde tomar algo.

El estilo de los edificios que la rodean es el típico de la zona, con fachadas blancas y adornos y bordes de las ventanas y balcones pintados de amarillo o beige.

Templo romano

El templo romano de Évora

En la parte alta de Évora se encuentra un monumento que causa sorpresa entre los visitantes.

Solo quedan 14 columnas, que datan del siglo II. Curiosamente fue descubierto durante unas obras en el siglo XIX. Seguramente, gracias a ello todavía podemos visitarlo.

Que esta ciudad tenga un templo romano nos dice que fue importante durante el imperio, dentro de la provincia de Lusitania.

Catedral

Campanario de la Sé de Évora
Campanario de la Sé de Évora

El campanario de la catedral de Évora es el edificio más alto de la ciudad. Tiene casi diez siglos de vida.

La visita es de pago y permite visitar el museo, el claustro y subir a la torre del campanario, desde donde se divisan perfectamente los límites de la localidad.

Murallas

Muralla de Évora

Évora tiene murallas por todas partes. En una vista área es fácilmente distinguible las dos murallas que antaño separaban el centro histórico del resto del municipio, una de origen romano y la otra más reciente, del siglo XVI.

Ambas murallas están integradas entre las construcciones, de tal manera que a veces se pierde el rastro, bien porque pasa a formar parte de una casa o de alguna iglesia.

En el sur del pueblo, cerca de la capilla de los huesos, hay un gran jardín público donde es posible ver partes de la muralla más reciente, muy bien conservada.

Crómlech de los Almendros

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *