Días de verano en Mont-Tremblant

Mont-Tremblant es un pueblo de cuento, de esos que aparecen en las películas, donde los niños son súper felices y pasan sus veranos entre bosques y lagos paseando con sus bicicletas.

En realidad, Mont-Tremblant guarda entre sus montañas una de las consideradas mejores estaciones de esquí de Canadá. Miles de turistas viajan desde todo el este del país para disfrutar de unos paisajes inolvidables.

Casa en el pueblo

Hay que distinguir entre el municipio de Mont-Tremblant y el centro de esquí. El pueblo es muy tranquilo, la calle principal es la Rue de Saint Jovite, donde se encuentran los principales comercios: supermercados, gasolineras, panaderías, restaurantes y cafeterías.

Con un breve paseo por las calles de este pueblo, descubrirás pequeñas casas de madera, cuya entrada cuenta con escaleras y un porche, tal y como siempre hemos visto en las películas.

Mont-Tremblant está dividido en barrios, algunos son pequeñas urbanizaciones cerca del pueblo y otros están poco poblados, con grandes casas muy distanciadas entre sí.

Como decía al principio de este artículo, es una zona que se llena de turistas en la temporada de esquí. Las casas y hoteles están totalmente preparados para el frío.

El Parque natural de Mont-Tremblant

Sin embargo, en verano recibe otra buena tanda de turistas en busca de tranquilidad y naturaleza. El Parque Natural de Mont-Tremblant tiene cientos de senderos para hacer excursiones, lagos que actúan como playas, excursiones en canoa y kayak y otros entretenimientos. La realidad es que en invierno solo se puede esquiar, mientras que en verano podrías estar todo el día fuera del hotel.

El centro de esquí está a 14 kilómetros del centro del pueblo. En coche se tarda unos 10 minutos. También hay servicio de transporte público cada media hora.

En la parte baja del centro de esquí está el lago Tremblant. También hay dos grandes aparcamientos gratuitos, ya que no está permitido subir al centro en coche. Desde aquí hay que caminar para llegar al principio del centro de esquí, atravesando los hoteles y la villa comercial que forman el resort, repleto de tiendas y restaurantes.

Mont-Tremblant en verano

Hay un teleférico, de subida y bajada, que funciona hasta las 19 horas, todos los días de verano. Atraviesa todo el resort, pasando por encima de las piscinas y ofreciendo una imagen espectacular.

En la parte alta, que es la base del centro de esquí, hay entretenimiento para los más pequeños, así como el inicio de algunos senderos. También hay actividades nocturnas.

Actividades de verano en Mont-Tremblant

Luge y de fondo el lago Tremblant

Aunque hay todo tipo de actividades, el más llamativo del centro de esquí de Mont-Tremblant durante el verano es el Skyline Luge, un circuito asfaltado que bordea parte de la montaña y por donde te puedes lanzar con unos vehículos sin motor. Es una actividad para toda la familia que solo funciona en verano.

Los tickets se compran abajo, donde recoges el casco. Luego se sube en el teleférico hasta media montaña. Este teleférico continúa su subida hasta donde los esquiadores harían su bajada para iniciar el descenso.

El vehículo es similar a un trineo con ruedas, que cuenta con un manillar que es también el freno. Al empujar hacia delante cae y frena, al tirar hacia atrás, se levanta y deja caer el vehículo. Coge buena velocidad pero es un circuito muy sencillo.

Más allá del centro de esquí, Mont-Tremblant ofrece tantas posibilidades que se hace complicado escoger. En los lagos Tremblant y Mercier hay rutas en canoa, juegos para los más pequeños y esquí acuático. En el río también se puede pescar.

Además, hay rutas en quad, parques acuáticos, paseos en caballo, la via ferrata del Diablo (con varias opciones de dificultad), escalada, paintball y golf. Mont-Tremblant también tiene un circuito de velocidad.

Cómo llegar a Mont-Tremblant

Mont-Tremblant está en medio de las montañas Laurentides y pertenece a la provincia de Quebec. Está situada a medio camino entre Ottawa y Montreal, de la que distan unos 130 kilómetros.

El camino por carretera es tranquilo, en principio por autovía y más tarde por una carretera nacional de un carril por sentido. Hay diversos servicios de autobús. Uno express, que sale desde el aeropuerto internacional de Montreal y tarda 90 minutos y otro que parte de Montreal, tarda 3 horas y cuesta unos 50 euros.

También es posible llegar con una combinación de tren y autobús, pero la duración total del viaje es de más de 4 horas.

Dónde alojarse en Mont-Tremblant

Como habrás imaginado, Mont-Tremblant no es un sitio barato, sino todo lo contrario. Los buenos hoteles cuestan más de 100 dólares por noche y los restaurantes también son caros.

Alojarse en el resort es, evidentemente más caro que hacerlo en el pueblo. Los hoteles del centro de esquí suelen contar con piscina y aparcamiento gratuito. Sin embargo, si el centro de esquí solo vas a visitarlo una vez durante tu estancia, te recomiendo buscar un alojamiento más cerca del pueblo.

Hay hoteles de mejor calidad y menor precio fuera del resort. Por ejemplo, el Hotel AX está a 1 minuto del pueblo, tiene restaurante, piscina climatizada y aparcamiento gratuito.

¿Cuántos días son necesarios?

Sobre esta pregunta, cada uno tiene su propia respuesta. Nosotros estuvimos solo una noche, porque esta visita formaba parte de una ruta en coche por el este de Canadá. Nos encantó este lugar y de haber podido, nos habríamos quedado más tiempo.

Si no tienes otras visitas, entre 3 y 5 días estaría bien para poder relajarte y disfrutar del entorno.

También puede interesarte  Qué hacer en Quebec y alrededores en dos días
Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *