Ferris de Croacia: cómo llegar a las islas

En los casi 1800 km de costa que tiene Croacia podemos encontrar 1244 islas e islotes. Para hacerse una idea, España tiene casi 8000 km de costa. De entre todas las islas de Croacia, sólo unas 60 están habitadas. El resto son pequeños paraísos. A algunas de ellas se puede llegar en los ferris de Croacia.

Croacia es un destino fantástico para pasar unas vacaciones. Es un país que todavía no está masificado (en el año 2015 recibió 15 millones de turistas). Si eliges bien puede que vivas las mejores vacaciones de tu vida.

Para visitar Croacia hay que tomarse su tiempo. Tendrás que elegir si te centras en una única zona o recorres el país. Pero no olvides las islas. Ni se te ocurra.

En la temporada alta de turismo, las de Brac, Korluca, Vis y Hvar son las más solicitadas. El puerto con más tránsito es el de Split. Frente a la península de Istria se encuentran las islas Brioni, con playas increíbles y pequeños islotes que forman el Parque Nacional de Brioni; frente a Zadar está la isla Dugi Otok, también muy visitada y con lagos de agua salada. En el sur del país está la isla de Mljet, también Parque Nacional y donde disfrutar de tranquilidad y senderismo.

Vista del puerto de Hvar
Una de estas barcas te llevará a las islas Pakleni (Hvar)

Elegir islas y ferris de Croacia

Creo que no podría decidir qué isla es la más bonita. La isla de Hvar y sus pequeñas Pakleni son imprescindibles, pero cada una tiene algo que hace obligatoria su visita. Lo mejor será visitarlas todas.

Croacia se puede recorrer en ferri gracias a los barcos de la compañía estatal de ferris Jadrolinja. Para llegar a las pequeñas, a veces las más interesantes, tendrás que alquilar un barco, barca o utilizar un barco-taxi.

En la página web de Jadrolinja se pueden comprar los billetes de los ferris con antelación. Es recomendable hacerlo, sobre todo si vas en coche y es verano. La razón es que en el barco se entra por orden de llegada. Da igual la hora que elijas al comprar el billete. Si quieres viajar a esa hora, llega pronto o no entrarás en el ferri. Esto es así porque ellos venden billetes para el día entero, independientemente de la hora escogida.

Mi recomendación es que llegues más de una hora antes porque en caso de no entrar tendrás que esperar al ferri siguiente, algo que podría no suponer un grave problema si partes de un puerto importante como Split, del que salen la mayoría de los ferris de Croacia, pero podría significar que te quedes horas esperando o peor, que tengas que hacer noche porque no salen más.

Así que, si viajas con coche y sales desde un puerto grande, con que llegues una hora antes es suficiente. ¿Qué es un puerto grande? Todos aquellos que tienen salidas cada hora y/o se dirigen a ciudades importantes. Por ejemplo, Stari Grad (Hvar) o Supetar (Brac) son puertos importantes.

Luego hay otros puertos pequeños, como los de Drvenik o Sucuraj, que tienen salidas cada hora. A estos no llegan ferris tan grandes pero si pierdes un barco puedes esperar al siguiente.

Playa de Drvenik
“Zona de espera” para tomar los ferris de de Croacia en Drvenik

Puertos e islas pequeñas

Y por último están los puertos pequeños sin salidas a todas horas. Estos reciben ferris también pequeños en los que caben muy pocos coches. Si además tienes la mala suerte de que en la cola haya una furgoneta… Cuando un puerto no tiene salidas a todas las horas, desconfía. Y si sólo tiene varias salidas o son muy espaciadas, no vayas a la última o corres grave riesgo de quedarte fuera. Llega al menos una hora y media antes. Es mejor tener que esperar que perder todo un día.

Verás que los coches se van colocando en filas según van llegando. Cuando se completa una fila, se comienza a ocupar la siguiente. La mayoría de puertos tienen playas de aguas cristalinas al lado. Puedes pasar la espera tomando el sol y disfrutando de un baño mientras ves como se acerca el ferri.

Al entrar en el barco, los operarios de Jadrolinja te indicarán dónde dejar el coche. Simplemente sigue sus instrucciones. Cuando el barco se pone en marcha, se supone que no debe quedar nadie en la bodega, dentro de los coches. Pero hay mucha gente que no hace caso y aprovechan para dormir. Los demás suben a la parte de arriba donde hay cafetería, baños, vistas al mar y asientos cómodos.

La duración de cada trayecto varía en función del puerto de destino. Hay ferris de Croacia cuyo viaje dura 25 minutos (Drvenik-Sucuraj) y otros de dos horas (Stari Grad-Split).

Si no viajas con coche a las islas de Croacia puedes llegar veinte minutos antes de la salida. Entran todos. Los billetes también se pueden comprar en las taquillas de Jadrolinja en el puerto. Los precios son muy buenos. Por ejemplo, para viajar con coche, dos personas desde Split a Supetar (isla de Brac), cuesta unos 30 euros.

 

 

3 Comments

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *