Cataratas del Niágara: cómo llegar y qué hacer

La parte canadiense de las Cataratas del Niágara es preciosa, pero la impresión es que han convertido un espectáculo de la naturaleza en un parque de atracciones. Tal es así que las cataratas solo parecen un elemento más de diversión.

Si tu intención es visitar las cataratas desde Canadá y no todo lo que las rodean, lo tienes fácil, porque contemplarlas no te costará ni un dólar, excepto lo que cuesta el aparcamiento.

Cascada del lado estadounidense

Desde el lado canadiense verás perfectamente la gran cascada y la de enfrente, en el lado estadounidense. La naturaleza o quien trazó la separación entre países, ha querido que Canadá tenga vistas mucho más espectaculares de las cataratas del Niágara que Estados Unidos.

Cómo llegar a la cataratas del Niágara

Desde Canadá

A 60 minutos por carretera está el aeropuerto de Hamilton, que tienen rutas con todo el país y Estados Unidos.

Desde Toronto, Búfalo y Nueva York hay conexión directa con las cataratas del Niágara a través de las líneas de autobús GO Transit, Coach Canada y Greyhound. Entre se puede llegar con VIA Rail desde Ontario, Quebec y también Nueva York.

Por carretera, se tarda aproximadamente una hora y media desde Toronto. Es una zona con mucho tráfico, ya que la carretera está rodeada de pequeñas poblaciones y zonas turísticas.

Desde Estados Unidos

La parte canadiense de las cataratas del Niágara está unida con Estados Unidos por tres puentes: Fort Erie Peace Bridge, Rainbow Bridge y Lewiston-Queenston. En cada parte del puente hay un peaje donde se debe pagar una tasa.

Además, cualquier persona procedente de Estados Unidos que desee visitar la parte canadiense, debe presentar un pasaporte y podría necesitar el visado o eTA.

Dónde aparcar

En función de lo que tengas interés en visitar, te será mejor aparcar en un lugar u otro. Hay diferentes aparcamientos de pago en las cataratas. Por ubicación, los mejores aparcamientos son el Lot A y el Lot B, pero también son los más transitados y es difícil encontrar sitio si no es a primera hora.

En ciertos momentos del día, como a mediodía o sobre las seis de la tarde, el tráfico en la carretera que atraviesa el parque puede ser infernal. Es recomendable no llegar o salir a esas horas, sobre todo si tienes que recorrer la parte central.

  • El Falls Parking (Lot A) está justo frente al Table Rock Welcome Centre, que es algo así como el centro de bienvenida. Es un aparcamiento largo, entre árboles y con tres filas de coches.
  • El Floral Showhouse Parking (Lot B), está unos metros después, aunque es mucho más pequeño. En este hay sitio para autobuses y caravanas.
  • Si aparcas en Rapidsview Parking (Lot C), que está bastante alejado de las atracciones principales, tienes transporte gratuito con el autobús WEGO hasta el Table Rock Welcome Centre y está a la altura de la principal caída de agua de las cataratas. Este parking está cerrado en invierno, solo abre en épocas de gran afluencia.

Otros aparcamiento interesante es el Rainbow Bridge, justo frente al puente y el casino. Puedes ver qué parking te conviene en la web oficial del parque.

Qué hacer en las cataratas del Niágara

Cliffton Hill

Como he comentado antes, las cataratas del Niágara ofrecen muchas opciones de entretenimiento. Puedes optar por visitar solo las caratatas, disfrutar de sus actividades u hospedarte en alguno de los hoteles que las rodean y disfrutar también de las atracciones.

Cliffton Hill, denominada también como la calle de la diversión, está llena de salas de juego y pequeñas atracciones como podríamos encontrar en cualquier feria itinerante. Por ejemplo, casas del terror, laberintos, etc. También hay museos, parques acuáticos y parques de animales. Está repleto de restaurantes de comida rápida y zonas de compras.

Centrándonos únicamente en las cataratas, estas son las actividades que puedes hacer:

Paseo en helicóptero

Una de las grandes atracciones de las cataratas son los paseos de 20 minutos en helicópero, que cuestan 149 CAD. Se realizan todo el año siempre y cuando las condiciones meteorológicas lo permitan.

Desde el aire, podrás comprobar la inmensidad del parque y la gran cantidad de público que acude cada día a contemplar el Niágara.

Journey behind the falls

Esta opción es genial para quien no se atreve a subirse al crucero o por otras circunstancias no puede hacerlo. Con un ascensor bajarás 45 metros y atravesarás un pequeño túnel que da acceso dos grandes ventanas con vistas privilegiadas a la cascada principal del Niágara.

Durante 30 minutos podrás contemplar, protegido con un chubasquero, la fuerza del agua. Esta actividad cuesta 21,95 CAD.

Crucero por el Niágara

El crucero es una de las actividades más increíbles que pueden realizarse en las cataratas del Niágara. Cuesta 28,95 CAD. A través de un gran barco y equipados con chubasquero, irás directo hacia la caída de agua más grande. Te quedarás tan cerca que el vapor de agua te empapará y no serás capaz de ver nada debido al reflejo de la luz en el agua.

Sin duda, uno de los mejores momentos para disfrutar del crucero es por la noche para ver el espectáculo de fuegos artificiales.

Skylon Tower

Si miras hacia arriba, verás una gran torre de hormigón parecida a la CN Tower de Toronto. La Skylon Towe tiene 233 metros de alto y dos restaurantes arriba de todo. Subir para contemplar las vistas cuesta 14,50 CAD.

Tirolina

Si hay una atracción divertida y al mismo tiempo arriesgada, esta es la tirolina o Wildplay Mistrider Zipline. Por 60 dólares canadienses puedes lanzarte a 70 km/h a lo largo de 670 metros de cable sobre el Niágara y frente a las cataratas. Es una imagen espectacular.

Niagara´s Fury

Esta atracción consiste en una experiencia 4D, en la que verás nevar, la temperatura se reducirá 20 grados y el suelo temblará, mientras compruebas casi en primera persona como se forman unas cataratas. Esta actividad cuesta 16 CAD.

Todas las actividades deben ser contratadas en la centro de bienvenida o en la web. Existe un pase que incluye parte de las actividades, por 65 CAD o todas las actividades por 90 CAD.

Además, en días seleccionados hay un espectáculo de fuegos artificales a las nueve o diez de la noche. Puedes ver qué días hay espectáculo en el calendario. En verano, todas las noches hay juego de luces y también en las fiestas navideñas.

Cómo moverte en el parque

Parada del autobús en el Table Rock Center

Evidentemente, en un lugar tan grande y con tanta gente, moverse con el coche puede resultar exasperante. Lo mejor es dejarlo en uno de los aparcamientos y olvidarse de él hasta el final del día.

Para moverte por las instalaciones de las cataratas del Niágara, lo mejor es utilizar el autobús WEGO, que dispone de cuatro líneas que circulan todo el año con una frecuencia de diez minutos. El precio es de 13,50 CAD para el pase de 48 horas y 9 CAD para el de 24 horas. Los menores de cinco años no pagan y los menores de doce tienen un descuento.

La principal línea es la verde, que recorre todos los aparcamientos del parque. Es la que utilizarás si has dejado el coche lejos, necesitas ir a la estación de tren o autobús, o para llegar a las diferentes atracciones que hay a lo largo del Niágara.

Las líneas roja y azul llevan a los diferentes hoteles que rodean el complejo. La línea naranja lleva al pueblo Niagara on the lake. Puedes ver las rutas en la web de la empresa de transporte WEGO.

Etiquetas:

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *